Templo mayor

¿Por qué le tiene tanto miedo Andrés Manuel López Obrador a Felipe Calderón?


Si bien el presidente de México ha sido un mago para inventarse enemigos, no deja de llamar la atención cómo una y otra vez insiste en culpar de sus males al panista, incluso olvidándose de Enrique Peña Nieto.

AYER BASTÓ con que un policía federal, uno solo, pidiera que el ex mandatario los representara en su litigio contra el gobierno federal… y Alfonso Durazo salió de inmediato a culpar a Calderón de estar detrás del movimiento de uniformados.

LO CURIOSO es que no es la primera vez que el lopezobradorismo enfila sus baterías contra el michoacano.

Hace apenas un par de semanas, las legiones de redes sociales que responden a los deseos de Palacio Nacional estuvieron difundiendo una noticia que sabían era falsa: la supuesta detención del hijo de Calderón por tráfico de drogas.

Inclusive los jilgueros de la 4T se aventaron a decir que la culpa era del ex Presidente… ¡por no desmentirla!

Y OBVIAMENTE ayer se repitió el linchamiento de Felipe Calderón en redes sociales, como si las improvisaciones en la creación de la Guardia Nacional se pudieran resolver a punta de tuitazos.

***

SE SUPONÍA que la reforma al sistema de pensiones propiciaría que, vía las Afores, los trabajadores tuvieran una jubilación digna.

Y ahora resulta que, en promedio, sólo recibirán el equivalente al ¡5%! de su último salario mensual.

Es decir, ni en un año ganarán lo que ganaban en un mes.

LAS COSAS para la burocracia dorada de Pemex y de la CFE son muy diferentes, pues no sólo reciben su sueldo íntegro, sino que además obtienen incrementos anuales y todo tipo de beneficios y descuentos adicionales.

Y no sólo eso: mientras la aportación de la empresa para un trabajador “particular” es del 6.25%, a los petroleros les abonan ¡el 16%!

Y luego se preguntan por qué las finanzas de Pemex son inviables.

***

VAYA palo le dieron a Yeidckol Polevnsky en el Tribunal Electoral.

El organismo revirtió la sanción impuesta por Morena a Alejandro Rojas Díaz Durán a quien le habían quitado sus derechos partidistas durante tres años por criticar a la actual dirigencia nacional.

AHORA, la presidenta morenista tendrá que aguantarse el coraje.

Y no sólo eso: también tendrá que enfrentar al senador suplente en el proceso de renovación de la dirigencia del partido, en el que ella busca la reelección, Bertha Luján se perfila como la candidata oficial y Rojas seguramente se convertirá en el candidato incómodo.

También en Templo mayor

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721