VAYA, VAYA, cada día se le complican más las cosas al hijo de Napoleón Gómez Urrutia, pues el Notario Público que supuestamente avaló su fraude ante el SAT... ¡ya se lavó las manos!

PARA OBTENER su firma electrónica, el junior Alejandro Gómez Casso presentó una copia fotostática de su pasaporte, supuestamente certificada por el notario Alfredo Bazúa Witte.

Sin embargo, el titular de la Notaría 230 ya salió a aclarar que en sus archivos no existe la famosa certificación y que, además, la firma que aparece en dicho documento no es la suya, por lo que presentó una denuncia el Ministerio Público.

ASÍ QUE si alguna autoridad quisiera -o se atreviera- a investigar al Casso, perdón, a investigar el caso, podría encontrar una rica veta con el notario Bazúa.

Pero, no, todo pinta más bien a que este fraude al SAT será escondido en lo más profundo de la mina de la impunidad.

***

ANTE EL DILEMA de optar por la ciencia o por la grilla, Claudia Sheinbaum decidió hacer como que no veía la terrible contaminación que se ha apoderado de la Ciudad de México desde el jueves pasado.

EN EFECTO, como dijo la jefa de Gobierno, no existe un protocolo para actuar ante contingencias por partículas PM 2.5 como la actual, peeero... ella como científica sabe perfectamente que son sumamente dañinas para la salud.

Y a pesar de eso, decidió escudarse en un pretexto burocrático y no tomar medida alguna que ayudara a resolver la situación.

SEGÚN Sheinbaum, la inacción de su gobierno fue para evitar “imprudencias”, pero la realidad es que se prefirió poner en riesgo la salud de los capitalinos antes que asumir costos políticos de establecer un protocolo de urgencia ante la crisis que se vive. 

¿Se acuerdan cómo le fue a Miguel Mancera por el No Circula obligatorio?

AUNQUE, bueno, habría que darle el beneficio de la duda a Sheinbaum y preguntarle si está esperando a que Tláloc venga al rescate... o si desde Palacio Nacional le pidieron aguantar la respiración.

***

DA LA IMPRESIÓN de que Carlos Urzúa prefirió hacer como que no sabía la tasa de interés que ahora pagará Pemex... antes que echarle a perder la fiesta a su jefe.

CON TODO y que Andrés Manuel López Obrador presentó como un gran logro la renegociación con tres bancos, en la que efectivamente se ampliaron los plazos y se abrió una nueva línea de crédito, la realidad es que a Pemex le va a salir mucho más caro el dinero:

La tasa subió ¡27%!, al pasar de 1.85 a 2.35.

Y, de pilón, Hacienda recaudará menos, pues los barriles de petróleo exentos de impuestos pasarán de 150 mil a 400 mil.

¡Qué ganga!