A 10 MESES de la elección federal muchos preguntan, ¿en dónde están los ex candidatos presidenciales que perdieron contra Andrés Manuel López Obrador?

DESDE hace 31 años, varios aspirantes a la Presidencia que no ganaron se convirtieron en figuras con fuerte presencia a nivel nacional que sirvieron como contrapeso político para el triunfador.

ASÍ OCURRIÓ con Cuauhtémoc Cárdenas, quien perdió en 1998, 1994 y el 2000 pero siempre estuvo presente desde la oposición.

Ni qué decir del propio López Obrador tras las elecciones de 2006 y 2012.

LO MISMO pasó con los aspirantes panistas Manuel J. Clouthier y Diego Fernández de Cevallos en 1988 y 1994, y -aunque en menor medida- los priistas Francisco Labastida y Roberto Madrazo relanzaron sus carreras tras perder en 2000 y 2006.

EL HECHO es que ni Ricardo Anaya ni José Antonio Meade -segundo y tercer sitio en la elección 2018- se han dejado ver en el ámbito político desde julio.

¿Estarán cargando baterías o de plano tiraron el arpa política para siempre?

Es pregunta... sin oposición.

***

MÁS de 60 denuncias han caído en la Fepade en contra del coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, por algo que dijo en un mitin en Aguascalientes.

QUIENES lo acusan aseguran que ofreció recursos para esa entidad si la mayoría de los ciudadanos vota por su partido en las elecciones del próximo 2 de junio para renovar los 11 ayuntamientos.

CUENTAN que el asunto ya está en manos del director general de Averiguaciones Previas de esa Fiscalía, el oaxaqueño Gerardo García Marroquín, quien -qué cosas de la vida- es cuñado de Monreal, pues está casado con su hermana María del Refugio.

ES POR ESA situación familiar que muchos esperan que el funcionario se excuse de participar en esas investigaciones porque ni modo que en la 4T se ignore un conflicto de intereses de ese tamaño.

***

VAYA confusión se armó con las versiones sobre si la dueña del Colegio Rébsamen, Mónica García Villegas, se entregó a las autoridades capitalinas o fue detenida.

LA PROCURADURÍA afirma que se le capturó por una denuncia ciudadana, pero el abogado Javier Coello Trejo dice que hubo una negociación con un funcionario de la Secretaría de Gobierno.

POR ELLO hay quienes consideran indispensable saber si esas negociaciones ocurrieron, incluso si fracasaron y, efectivamente, se trató de una detención. 

No vaya a ser que, en unos meses, resulte que el proceso legal está viciado por falta de una aclaración a tiempo.