MUCHAS COSAS han cambiado con la "Cuarta Transformación", pero algo que aparentemente sigue igual es la lista de restaurantes preferidos de la clase política mexicana.

AL MENOS en el caso de la presidenta de Morena, Yeidckol Polevnsky, y sus compañeros de partido y senadores Napoleón Gómez Urrutia y Armando Guadiana, así como del coordinador de los diputados de ese partido, Mario Delgado.

A LOS CUATRO los vieron cenando en el restaurante francés Au Pied de Cochon, en donde el ticket promedio es de entre 1,000 y 1,100 pesos (sin contar vinos y licores) y no hay que preocuparse por cortar la sobremesa, pues abre las 24 horas.

¿DE QUÉ habrán estado hablando tan dignos representantes de la 4T mientras decidían si pedir la emblemática sopa de cebolla, los escargots de Borgoña o la pata de cerdo rellena de foie gras... del combate a la pobreza alimentaria en México, quizás? Es pregunta "magni-fifi-que".

***
MOLESTOS pero esperanzados andan en el cuartel de Enrique Cárdenas, candidato del PAN-PRD-MC a la gubernatura de Puebla.

OCURRE que en redes sociales circula un video en el que se le acusa de supuestas irregularidades durante su gestión como rector de la Udlap. El mensaje -sin firma- dura un minuto y advierte que vendrán más.

Y AUNQUE los allegados de Cárdenas lo califican como "guerra sucia", también lo ven como un signo de que sus rivales andan preocupados y de que nada está escrito en esa contienda a pesar de lo que digan las encuestas. Ya se verá.

***
QUEDA claro que el ex superdelegado y actual candidato de Morena a la gubernatura de Baja California, Jaime Bonilla, se está metiendo en Twitter con todo... pero con todo el presupuesto.

DESDE el 31 de marzo que comenzó la campaña para la elección del 2 de junio circula un tuit con la etiqueta de "Promocionado"; lo que significa que su autor pagó para tener una mayor difusión en la red del pájaro azul.

SERÁ interesante ver, cuando llegue la hora de reportar los gastos de campaña, en cuánto salió esa "promoción" en las "benditas redes sociales" pagada con el dinero de los mexicanos.

***
VAYA que la austeridad republicana les está pegando a los consulados de nuestro país en el extranjero. Ocurre que en Milán la bandera a la entrada de la representación de México está rasgada y deshilachada.

Y CUANDO algún compatriota residente en esa ciudad italiana ha preguntado por qué no la cambian, la respuesta de los funcionarios mexicanos es que no hay dinero. Habrá que hacer una coperacha.