A LO MEJOR es una mera e infortunada confusión, pero llama la atención que el presidente Andrés Manuel López Obrador invoque la transparencia como justificación para pedir que se revelen fuentes periodísticas confidenciales.

Y ES QUE, desde su nombre, la legislación en la materia en México -Ley General de Transparencia y Acceso a la Información Pública- deja bieeen claro que esas reglas aplican para los entes pú-bli-cos.

MÁS AÚN, su texto dedica un capítulo para definir a los “Sujetos Obligados”, que son la lista de instituciones y cargos públicos a quienes se les aplica dicha norma.

Todos ellos deben cumplir con al menos una de dos condiciones: ejercer recursos públicos y realizar actos de autoridad.

Y las empresas periodísticas no hacen ni lo uno ni lo otro.

ASÍ ES QUE, además de que la protección de las fuentes periodísticas es una práctica históricamente reconocida en casi todo el mundo -salvo en países sin libertad de prensa-, hay claras razones legales para que los entes privados no sean medidos de la misma manera que los públicos.

¿SERÁ que en Palacio Nacional no lo tienen claro o que nomás no les importa? Es pregunta con la ley en la mano.

***

POR FAVOR, no permitan que Alejandro Armenta desayune huevo, pues dicen que no es bueno pa' los corajes.

Y es que el senador ya se veía arrebatándole la candidatura en Puebla a Luis Miguel Barbosa, pero... ¡se quedó con las ganas!

EL FALLO del Tribunal Electoral no fue el palo que esperaba el aliado de Ricardo Monreal y, de hecho, Yeidckol Polevnsky sólo tiene que cursar el trámite de fundamentar la designación de Barbosa y tantán.

RESULTA curioso que el candidato de Morena tenga más problemas con sus compañeros de partido que con la oposición.

Ya se verá si el fallo del Trife acaba la guerra interna o si, por el contrario, los morenistas siguen lanzando material incandescente... como el Popocatépetl.

***

CUENTAN que en la SHCP de Carlos Urzúa andan nerviosos por la visita a México de la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, a finales de mayo.

DIJO que viene a reunirse con autoridades, se sabe que dará un discurso en el Senado y que participará en el Women's Forum Americas, junto con la titular de la Segob, Olga Sánchez Cordero, y la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum.

PERO LO QUE preocupa en Hacienda es que la francesa tiene fama de hablar sin filtros, por lo que temen que vaya a criticar el manejo de las finanzas públicas en el país. 

Sacré bleu!