SAQUEN las palomitas y hagan sus apuestas, porque ahora sí se va a poner bueno el pleito en el Senado.

Ya quisiera Saúl “El Canelo” Álvarez un combate como el que protagonizarán el priista Carlos Aceves del Olmo y el morenista Pedro Haces Barba, quien rendirá protesta como suplente de Germán Martínez.

PARA QUIENES no lo conozcan, Haces Barba es el dirigente de la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem) cuya consigna es una sola: acabar con el reinado de la CTM que encabeza Aceves del Olmo.

LA Catem busca ocupar el lugar de la otrora poderosa central obrera del PRI, pero bajo los colores de Morena.

De ahí que el agarrón entre ambos dirigentes promete ser una de las mayores atracciones de la presente legislatura.

***

VAYA QUE hay expectación, para no decir morbo, por saber si Paco Ignacio Taibo II cumplirá su promesa de asumir hoy mismo las riendas del Fondo de Cultura Económica.

LUEGO de su exabrupto de la semana pasada, los senadores morenistas mandaron por un rato a la congeladora la “Ley Taibo”, así es que está por verse si el nuevo Presidente le cumple el deseo de hacerlo encargado del despacho por decreto.

EL ASUNTO, sin embargo, va más allá de si Taibo habla en latín o con puros albures.

¡Eso es lo de menos!

Lo que realmente tiene preocupada a la comunidad intelectual no es su lenguaje florido, sino la falta de proyecto para el FCE.

HASTA AHORA, el escritor no ha dicho qué piensa hacer con el grupo editorial que tiene más de 10 mil obras en su catálogo, 28 librerías en México, 10 en el extranjero y que es la única empresa librera que ha ganado el Premio Príncipe de Asturias. 

¿Será que sí tiene un plan?

Es pregunta sin dobleces.

***

VAYA SUSTO se llevaron en el Consulado de Estados Unidos en Guadalajara en donde se reportaron dos detonaciones entre la noche del viernes y la madrugada del sábado.

HASTA donde se sabe, se trató de dos granadas de fragmentación que habrían explotado en un jardín interior del edificio cerca de una de las bardas.

PERSONAL de seguridad encontró un cráter de unos 40 centímetros y partes metálicas que identificaron como pertenecientes a una granada M-67 de fabricación estadounidense y a otro explosivo modelo K-400 de origen coreano.

POCO SE ha sabido sobre el asunto, salvo que no hubo lesionados y que los daños materiales fueron menores, pero lo cierto es que el asunto generó preocupación entre las autoridades locales, y la PGR ya investiga lo ocurrido. 

¡Ouch!