Templo mayor

La tercera ola de contagios por Covid-19 ya empezó


LA TERCERA OLA de contagios por Covid-19 ya empezó… aunque nadie quiera llamarla por su nombre. En el caso de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum insiste en que el incremento de casos de contagiados no debe causar preocupación.

LA REALIDAD, sin embargo, es muy distinta a lo que dice la encargada, perdón, la Jefa del Gobierno capitalino. Cosa de ver lo que está ocurriendo tanto en el IMSS como en el Instituto Nacional de Nutrición, que ya empezaron a tomar medidas que contradicen la optimista negación oficialista.

DESDE el jueves pasado arrancó una segunda reconversión hospitalaria, a fin de contar con más camas para atención de enfermos de coronavirus, tanto en el Centro Médico Nacional Siglo XXI como en el “Salvador Zubirán”. En ambos hospitales ha crecido la demanda de atención y el cálculo es que seguirá subiendo en las próximas semanas.

LAS CIFRAS de contagios en este momento son similares a las de abril pasado, en que la ciudad estaba en semáforo naranja y con tendencia descendente. Hoy, paradójicamente, va hacia arriba de nuevo, está en semáforo amarillo y con apertura de verde. Así que aunque Sheinbaum lo minimice, la tercera ola ya le está mojando los pies a la capital.

***
EL QUE sigue haciendo berrinche es el panista Javier Corral, pues a casi un mes de las elecciones sigue negándose a tener un encuentro con la gobernadora electa, la también panista Maru Campos. Su pretexto es que quiere esperar a que se resuelvan las impugnaciones, pero la realidad es que los trabajos de transición ya arrancaron.

DE HECHO, allá en Chihuahua esta misma semana están llamados a reunirse con Campos los actuales titulares de la Secretaría General de Gobierno, de la Función Pública, de Seguridad Pública y de Hacienda. Falta ver si Corral no decide boicotear el proceso, ordenándoles a sus subalternos no asistir a la cita.

PARA NADIE es secreto que Maru Campos no era la opción de Javier Corral para sucederlo, pero resulta curioso que el panista sea el único que se niega a aceptar el resultado de las urnas.

***
PESE A QUE el sector automotriz mexicano no logra carburar bien tras el desplome de 2020, Andrés Manuel López Obrador pretende legalizar unos ¡500 mil autos chocolate! en Baja California. Al igual que con sus “tianguis del bienestar”, el Presidente no parece tener claro que esto perjudica a la industria nacional.

EL ARGUMENTO para la anunciada regularización es que así se evitará que esos vehículos se usen para cometer delitos. ¡Ajá! Seguramente han de pensar que los criminales irán corriendo a registrar sus autos, porque ya se portan bien, muy requetebién.

También en Templo mayor

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721