Políticos del PRI que conocen bien a Carlos Romero Deschamps aseguran que el líder petrolero ya está en México, que está en su mansión en Bosques de la Herradura y que sí ha puesto a trabajar a un equipo de abogados para que busquen "blindarlo" de cualquier intento de acción judicial en su contra con solicitudes de lo que llaman el "amparo buscador", con el que se detecta no sólo si hay alguna averiguación o denuncia en su contra y se pide la protección de la justicia federal ante cualquier acusación de cualquier tipo de delito.

Tan está en el país y en la ciudad, que el ex senador priista incluso mantiene comunicación directa y fluida con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, lo cual ocurre con la interlocución de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, quien es el único conducto designado por el presidente para dialogar con el máximo dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, a fin de que éste "colabore" en los operativos y la estrategia contra las redes internas que desde Pemex que participaban de la extracción ilegal de combustibles.

Ese diálogo y presunta "colaboración" de Romero Deschamps en la cruzada del gobierno federal contra el "huachicoleo", explicarían no sólo el desplegado que hace unos días publicó en varios periódicos el millonario líder sindical otorgando su respaldo público y abierto a la estrategia de López Obrador contra la mafia “huachicolera”, argumentando que su sindicato lo apoya porque "son acciones valientes que buscan erradicar la corrupción", sino también las frases de reconocimiento que ha dedicado el presidente "a los trabajadores de Pemex que están colaborando con nosotros" en las acciones para combatir el robo de combustibles.

Pero lo que más claramente confirma el "diálogo" que existe entre la administración federal y el controvertido dirigente del STPRM es lo que ayer afirmó, contundente, Andrés Manuel en su conferencia de prensa matutina: "Sobre el amparo del dirigente del sindicato petrolero no tengo información, y sí podría decirle que hay muchos rumores en estos tiempos y que es muy probable, aunque no lo descarto, que sea parte de la campaña que se produce por las circunstancias actuales. Nosotros no tenemos ninguna denuncia presentada en contra del dirigente de petroleros. Esto sí se lo puedo asegurar", sentenció el presidente.

¿Y entonces? Si están dialogando con él a través de Gobernación, si él está "colaborando" en la estrategia contra el robo de combustibles y, sobre todo, si el mismísimo presidente afirma que no hay ninguna denuncia del gobierno federal en su contra, ¿qué lleva a Carlos Romero Deschamps a poner a sus abogados a solicitar un amparo que lo proteja de posibles acusaciones u órdenes de aprehensión en su contra?

¿NO LE CREE AL PRESIDENTE? 
Para eso sólo habría dos explicaciones. La primera, que en lenguaje de los priistas de la camada de Romero, escuchar a una autoridad decir que algo no va a ocurrir ("No habrá devaluación", "no hay carestía", "no tenemos inflación") equivale en los hechos a que lo que se niega sí va a pasar o puede pasar. La segunda explicación para que el líder sindical haya puesto a trabajar a sus abogados, es que, aunque públicamente le da su apoyo y dialoga y colabora con su gobierno, Romero Deschamps no confía en la palabra del presidente López Obrador y por eso prefiere buscar protegerse con el único instrumento jurídico que puede evitar que se tome cualquier acción judicial en su contra, principalmente una detención.

Es decir que, más que una acción jurídica, la del dirigente petrolero parece una "acción de conciencia". Una de dos, o Romero Deschamps sabe bien lo que hizo o lo que no hizo para evitar que el sindicato, que controla la transportación de las pipas de Pemex, se coludiera con las mafias internas y del crimen organizado que se robaban más de 60 mil millones de pesos en combustibles de pipas y ductos, o también sabe que sí hay algo en su contra en el gobierno más allá de pedirle su colaboración.
Para entender la actitud ambivalente de Carlos Romero Deschamps recordamos lo que decía el gran jurista Ignacio Burgoa Orihuela, maestro de generaciones de abogados y considerado "el rey del amparo": "El primer amparo que hay que promover no es ante los tribunales, sino ante la conciencia de uno mismo".

¿Será que Carlos Romero Deschamps busca ampararse ante su conciencia? O lo que es lo mismo, "si el que nada debe nada teme, el que algo que debe, que mejor tramite su amparo".

EL GENERAL SI TIENE QUIÉN LE ESCRIBA
Otro que se deslindó públicamente, ante los señalamientos presidenciales de que se le investiga por presunta participación en las mafias del "huachicoleo", fue el genera León Trauwitz, ex subdirector de Salvaguardia Energética de Pemex en el sexenio pasado. El militar del desaparecido Estado Mayor, cercano al ex presidente Enrique Peña Nieto, circuló ayer una carta en la que se deslinda de haber participado en el robo de combustibles y asegura que fue él quien propuso desde ese cargo la creación de una Gerencia para atender el problema, que terminó siendo elevada a Subdirección.

"Con relación a la información que circula en redes sociales, prensa escrita y la web, referente a la supuesta vinculación del General Brigadier D.E.M. Leo Trauwitz al robo de hidrocarburos, vale la pena mencionar lo siguiente: que es él quien sugirió la creación de un Ministerio Público Especializado en el robo de hidrocarburos; que en coordinación con la Secretaría de la Defensa y de Marina Armada de México elaboró planes de seguridad en el sistema nacional de ductos; que celebró reuniones con el Consejo de la Judicatura para buscar mecanismos de control para fortalecer la cadena de custodia y las pruebas técnicas y documentales del robo a instalaciones; y que en coordinación con PGR, Cisen, PF y Defensa, diseñó varios operativos que se efectuaron en Salamanca-Michoacán, Puebla-Estado de México, Veracruz-Hidalgo y Tamaulipas-Tabasco", asegura el general peñista.

En su carta de defensa, el militar dice incluso que desde su posición se enfrentó a "miembros del sindicato de los trabajadores de Pemex que fueron despedidos por estar coludidos con criminales" y dice que "es normal que en algún momento saldrá su nombre a relucir" ya que las acciones que en repetidas ocasiones propuso "y que pocos escucharon" afectaban "grandes intereses dentro y fuera de la empresa" y son las mismas que hasta ahora han sido implementadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

O sea que el general dice que sí estaban metidos en las redes de "huachicoleo" los trabajadores del sindicato petrolero que dirige Carlos Romero Deschamps.

NOTAS INDISCRETAS… Una tormenta política se avecina en el IMSS. Y es que la próxima semana, cuando sesione el Consejo General de instituto, el director Germán Martínez presentará su lista de designaciones de delegados del IMSS en los estados, que contiene los 32 nombres de a quienes el Seguro mandará como representantes. El problema es que en Morena y en entre los súperdelegados del gobierno federal no les gustó nada la lista de don Germán, porque dicen "está plagada de panistas y priistas". Nombres como Francisco Hernández Torres, en Guerrero; Fernando Gutiérrez Sirvent en Hidalgo; Marcelo Castillero en Michoacán; Sergio Andrés Santibañez en Guanajuato; José de Jesús González en Puebla o Alonso Juan Sansores en Yucatán, además de otras áreas como la dirección Jurídica del IMSS para Marco Antonio Martínez o Juan Manuel Lira como titular de Unidad de Atención México, entre otros, no están gustando mucho en Morena, donde piden que Germán Martínez atienda más a los integrantes de su partido. Incluso, entre los que van a impugnar a los delegados del IMSS propuestos por Martínez, recuerdan que, en una de sus primeras reuniones con todo su equipo, como ganador de la elección del 1 de julio, el presidente López Obrador les dijo a todos sus colaboradores: "Dénle prioridad a la hora de nombrar a la gente que está con nosotros; no quiero después escuchar explicaciones de que ‘conozco a un priista que es muy bueno o a un panista que tiene mucha experiencia’ porque eso no va gustar en el partido". ¿Le dejarán pasar a don Germán a sus delegados priistas y panistas?... Los dados cierran con Serpiente. Semana de desabasto.