Serpientes y Escaleras

Slim pagará, pero defiende la obra de L12


Carlos Slim Helú defendió la construcción de la Línea 12 del Metro que en su tramo elevado fue realizada por su empresa constructora de Grupo Carso. Afirmó que no tuvo “vicios ocultos ni fallas de origen” en su edificación y, sin referirse a las causas del derrumbe que ocasionó la muerte de 26 personas el pasado 3 de mayo en la estación Olivos de Tláhuac, insistió en que los cálculos, el diseño y la ejecución de la obra fue realizada por los mejores calculistas y el proyecto avalado por expertos internacionales.

“En el caso de la Línea 12 estoy convencido de que la hicieron los mejores calculistas de México, hicieron los cálculos, el diseño y si recordarán, de noviembre a octubre de 2012 se dio el visto bueno al proyecto, lo que se había hecho por expertos internacionales, lo cual estoy convencido que desde su origen no tiene vicios. Tan es así que se subió el presidente de la República (en ese entonces Felipe Calderón), el jefe de Gobierno (entonces Marcelo Ebrard) y el jefe de Gobierno electo (Miguel Ángel Mancera) y nos invitaron a muchas gentes a recorrer, recorrimos como 12 kilómetros”, dijo el ingeniero ayer al salir de Palacio Nacional.

Por segunda ocasión en menos de 10 días, el presidente de Grupo Carso fue recibido en privado por el presidente López Obrador para hablar sobre la rehabilitación del tramo colapsado de la Línea 12 y la propuesta del Gobierno para que sea la empresa de Slim la que pague el costo de la rehabilitación. En una comida, Slim aceptó el planteamiento del Presidente y dijo que Carso cubrirá el costo de las reparaciones totales que tengan que hacerse a la estructura del tramo colapsado para que pueda volver a ser utilizado por los usuarios del Metro, según confirmó al salir del encuentro a los reporteros que lo abordaron afuera del Palacio.

Las declaraciones ayer del ingeniero Slim, tras su segundo encuentro con el Presidente, son por demás significativas; pues si bien el empresario cedió al aceptar la propuesta que le hicieron López Obrador y Sheinbaum, al aceptar cubrir el costo total de la reparación y rehabilitación del tramo elevado que su empresa construyó, también rechazó claramente los señalamientos que hicieron los expertos de la empresa DNV en su peritaje preliminar, en el que acusaron que las “deficiencias en la construcción” por la existencia de fallas e inconsistencias en la colocación de pernos Nelson, soldadura de mala calidad y concretos de distinta calidad encontrados en las trabes derrumbadas.

Con sus comentarios de ayer, Slim da un respaldo tácito al canciller y exjefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, bajo cuya gestión se construyó la obra.

Para ser muy claros, lo que está sosteniendo el ingeniero civil egresado de la UNAM y el empresario más rico de México, es que si los vicios que causaron el derrumbe del tramo elevado en Tláhuac y la muerte de 26 usuarios del Metro no fueron de construcción, entonces fueron un problema de mantenimiento, supervisión o reparaciones realizadas con posterioridad a ese viaducto elevado, con motivo de desgastes, temblores o cualquier otra causa.

Luego entonces, Slim pagará los miles de millones de pesos que cueste rehabilitar, pero no acepta la responsabilidad de la tragedia y, al defender la solidez y lo bien hecho de la obra, implícitamente exonera también a Marcelo Ebrard y avienta la responsabilidad hacia los dos jefes de Gobierno posteriores que recibieron, supervisaron, mantuvieron y operaron a la Línea 12 que se derrumbó. ¿Aceptará y escuchará el Presidente lo que le dijo el “empresario con dimensión social” o solamente le interesa que pague y no que se castigue a los realmente responsables de una de las peores tragedias que registrará su Gobierno?… Los dados mandan Escalera doble. Subida.

También en Serpientes y Escaleras

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721