Serpientes y Escaleras

¿El avión presidencial a cambio de vacunas?


Cada vez se hace más notorio y evidente, lo mismo en los comentarios del Presidente que en las acciones cada vez más radicales, desesperadas y autoritarias de las mayorías de Morena en el Congreso, que con miras a los comicios federales y locales del próximo 6 de junio las alarmas se han encendido en la 4T.

Del optimismo desbordado y el exceso de confianza que tenían en Palacio Nacional, hoy están pasando a la preocupación real de que López Obrador y su partido no logren ratificar su mayoría absoluta en la Cámara de Diputados y, en el mejor de los escenarios alcancen, con la sobrerrepresentación que les otorga la Constitución y la Ley Electoral -la misma que el INE quiere contener y acotar a un estricto 8% para las coaliciones ganadoras una apretada mayoría simple.

Qué tan grandes y apremiantes serán los apuros y la preocupación por avanzar más rápido en la aplicación de las vacunas, como una condición para que se cumpla la máxima de que “sin vacunas no hay votos”, que el Gobierno federal y particularmente el Presidente han comprado una alocada propuesta de un negociador y bróker del mundo de la aviación, llamado Michel Marcos, director de la empresa estadunidense Projets, que se dedica a la compra-venta de aviones de segunda mano: que el famoso avión presidencial, ese que ya rifaron y que no han podido vender, pudiera ser comprado por esta empresa que en lugar de pagarlo con dólares, pagaría su precio en vacunas contra el Covid.

La descabellada propuesta hecha por Michel Marcos, al que le siguen abriendo la puerta en el gobierno federal, a pesar de ser conocido en la industria de la aviación como un “vendedor de
ilusiones”, ha hecho no sólo que a Projets lo tengan en la antesala para la compra del avión, mientras bloquean a otras empresas y compradores interesados, que no pueden hacer sus propuestas
porque el Presidente se ha creído eso de que le pueden pagar el costo del lujoso avión (entre 120 y 160 millones de dólares) con cargamentos de vacunas contra el Covid, que se entregarían como pago al gobierno federal.

La realidad es que esa supuesta “nueva fórmula de oferta” por el avión presidencial carece totalmente de sustento porque ningún empresario podría en estos momentos comprar, aunque tuviera la capacidad económica, tal volumen de vacunas, cuando claramente la OMS ha fijado como norma internacional a los laboratorios que sólo pueden vender su producción de vacunas a
gobiernos de los países.

Una de las primeras mentiras con las que Michael Marcos engañó al gobierno mexicano fue que, según su dicho,  la UNOPS “podría asignar la venta del avión a sus clientes, siempre y cuando le cedieran la primacía”.

La segunda mentira que hoy tiene emocionado al Presidente es una “oferta” diciendo que la compañía Projets estaba dispuesta a pagar el monto solicitado por el gobierno mexicano para el Avión Presidencial en vacunas. Fue tal el interés que comenzaron a bloquear a cualquier otro comprador interesado y dejaron de recibir otras ofertas por el avión presidencial, aunque en los
hechos lo ofrecido por la empresa estadounidense sea imposible, pues los fabricantes están forzados a solo venderle a gobiernos.

De ese tamaño es la urgencia que tienen en estos momentos en Palacio Nacional donde los focos rojos en las encuestas han hecho que el Presidente les vuelva a tronar el látigo a sus colaboradores con la consigna de que no hay más prioridad en este momento que conseguir vacunas, porque sin vacunas no habrá votos suficientes y Morena perderá la mayoría en la Cámara de Diputados, lo que puede hacer naufragar su proyecto, pretendidamente histórico, de la autonombrada Cuarta Transformación… Los dados mandan Serpiente Doble. Caída total y semana redonda.

También en Serpientes y Escaleras

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721