Serpientes y Escaleras

AMLO y su ley eléctrica: de la seguridad a la soberbia


El discurso del Presidente en tono amenazante, diciendo que si su reforma eléctrica llega a ser considerada inconstitucional, no pasa nada porque mandaría a reformar la Constitución, es mucho
más que un desplante autoritario o un exceso discursivo de López Obrador. Más que amenaza, lo que mandó es un aviso de la confianza y seguridad que en este momento tiene de lo que va a ocurrir en las próximas elecciones de junio:

Morena se lleva todo y ratifica su mayoría absoluta en la Cámara de Diputados. El tono presidencial puede parecer autoritario, imperial y soberbio, pero de ese tamaño es la certeza que siente en
estos momentos el Presidente de que, a partir de junio y en la segunda mitad de su gobierno, podrá contar con una mayoría calificada en San Lázaro que le permita iniciar la segunda
parte de su “Cuarta Transformación”.

Y es que el Presidente está decidido a imponer, como sea, su reforma eléctrica que es parte esencial de lo que él considera el nacionalismo y la soberanía energética. Cuando López Obrador dice que si la Corte rechaza su reforma y la declara inconstitucional promueve una reforma Constitucional, es porque está apostando al extremo, porque confía en que va a refrendar su mayoría.

Antes de pensar en un fallo adverso de la Corte, en Palacio Nacional tienen ya lista una operación para tratar de influir y “convencer” a los ministros afines a la 4T para que voten en contra de
las Controversias o Acciones de Inconstitucionalidad que se interpondrán por parte de algunos gobernadores y congresistas de oposición.

Decíamos desde entonces que hay por lo menos cuatro ministros que podían votar contra las acciones de inconstitucionalidad. Pero aún en el caso de que Scherer solo pudiera garantizarle al Presidente 3 votos, en noviembre termina el periodo del ministro José Fernando Franco y tendrá que ser sustituido, con lo que es casi seguro que llegue otro ministro afín a la 4T.

Esa renovación de un lugar en la Corte juega totalmente a favor del presidente López Obrador y su reforma eléctrica, porque si colocan a un nuevo ministro o ministra rápido, con la aprobación de la mayoría del Senado, el nuevo espacio suma porque sería muy probablemente un voto a favor, pero aún si no lo procesan rápidamente y dejan el espacio vacío, también les suma porque Franco votó a favor del anterior decreto eléctrico y sería un voto en contra menos.

Sabían que tenían un blindaje en el Poder Judicial y en la Corte para enfrentar la ofensiva legal y por eso se sentía tan seguro el Presidente. Pero ocurrió que el blindaje se rompió por los jueces, los dos de competencia económica que otorgaron las suspensiones provisionales, Juan Pablo Gómez Fierro y Rodrigo de la Peza, cuya actuación no fue la que esperaban en el Poder Ejecutivo y por eso el enojo y berrinche del Presidente que pidió incluso a la Judicatura investigar al juez Gómez Fierro.

Así es que las encuestas que tienen en Palacio Nacional les dicen que la intención de voto ha ido subiendo para Morena conforme avanza la vacunación en el país: el partido de López Obrador podría ganar entre 43 y 45% de la votación nacional para la Cámara de Diputados, lo que le daría una mayoría absoluta con la cláusula de sobrerrepresentación.

Y en los estados, salvo dos o tres excepciones donde la oposición, sobre todo el PAN, está dando la pelea, en el resto de las entidades parece que Morena ganará con relativa facilidad gubernaturas y congresos locales.

Y esto último es clave porque para poder aprobar reformas constitucionales, como las que ya prevén en la 4T para su segunda mitad de gobierno, algunas de ellas de gran calado, se necesita tener
tres mayorías: dos calificadas, la del Senado -que hoy no la tienen pero la operan con votos de la oposición-, la de la Cámara de Diputados que podrían volver a tenerla con sus aliados y los partidos satélite, y tener la mayoría simple de los congresos estatales.

Y hoy, en las encuestas y cálculos oficiales, en los estados donde Morena puede ganar las gubernaturas también  ganaría mayoría en los congresos estatales. Así que junio y sus escenarios es lo que está alimentando la soberbia y el exceso de seguridad del presidente López Obrador. Y si eso es ahorita, que aún no tiene la nueva mayoría, imagínense lo que será cuando la tenga… Los dados mandan Escalera

Doble. Semana del inicio de la primavera.

También en Serpientes y Escaleras

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721