Serpientes y Escaleras

Un sexto año que parecerá séptimo en Tamaulipas


El lunes es el quinto informe del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca. Será el penúltimo  informe del mandatario panista y el comienzo de su último año de su administración. Si ya de por sí era notorio que a Cabeza de Vaca tendría al final de su gobierno un sexto año de pesadilla, que se sentiría como el tradicional séptimo año de un gobernador, el próximo lunes en el momento en que el gobernante tamaulipeco salga al podio a leer su mensaje se encontrará una silla vacía al frente de él: la silla que corresponde al representante del presidente López Obrador que nunca llegará al evento del informe y provocará una ausencia que se sentirá casi histórica en la tradición política de Tamaulipas y del país.

Porque hasta este fin de semana, según fuentes del gobierno tamaulipeco, nadie del gobierno federal ni de Palacio Nacional habían confirmado el nombre y las fechas de llegada de quién iría a Ciudad Victoria en representación del Presidente. Y es que parece que el quinto informe de Cabeza de Vaca será el primero en la historia reciente en el que el gobernador habla sin la presencia de un enviado directamente de la Presidencia de la República.

Ocurriría además en el contexto de las acusaciones por delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal equiparada que enfrente el gobernador Cabeza de Vaca por parte de la Fiscalía General de la República, en un asunto que está pendiente de una votación en la Cámara de Diputados para saber si al mandatario panista se le elimina el fuero constitucional que lo convertiría en sujeto de la acción penal del ministerio público federal. El sexto último año de Cabeza de Vaca parecerá el séptimo.

Los Mensajes a Manlio

En las acusaciones que le revivieron a Manlio Fabio Beltrones, a su hija la senadora Silvana Beltrones, a su esposa y al empresario sonorense Alejandro Capdeville, parece haber una mano negra que viene desde la misma tierra de don Plutarco Elías Calles.

Porque el expediente que maneja el diario El País en una investigación que documenta la existencia de inversiones por 10.9 mdd a nombre de la senadora Beltrones en la Banca Privada de Andorra o BPA data de por lo menos 12 años en que ya había sido presentada una investigación en contra del ex dirigente nacional del PRI por esos mismos recursos.

El expediente judicial que fue analizado e integrado en la extinta Procuraduría General de la República, que concluyó en sus primeras indagatorias que no había irregularidades en el patrimonio del entonces senador del PRI, Manlio Fabio Beltrones.

El mismo político sonorense dice tener los documentos que indican que el asunto que hoy se revive con los millones de dólares atribuidos a Silvana Beltrones fue en su momento investigado y procesado sin que se encontraran evidencias de delitos por parte de la PGR. Bajo esa lógica el mismo expediente, por los mismos hechos y presuntos delitos, no puede ser investigado dos veces bajo el principio legal y constitucional de que nadie puede ser juzgado dos veces por el mismo delito.

¿Y entonces? ¿Cuál es el sentido de revivir un expediente ya procesado? Queda claro pues que, si no hay en los próximos días una consignación, presentación ante un juez o inicio formal de un proceso judicial, todo habrá sido una maniobra mediática y política con la que le quisieron mandar un mensaje al ex senador Beltrones: que ni se meta en Sonora, ni se le ocurra mandar a su hija política a ayudar al candidato de la alianza opositora, Ernesto Gándara.… Semana intensa.

Los dados mandan Escalera Doble para los amables lectores. Que disfruten su fin de semana.

También en Serpientes y Escaleras

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721