Serpientes y Escaleras

El caos de la vacunación en México


Si el llamado “Plan Nacional de Vacunación contra el Covid-19” ya generaba muchas más dudas que certezas en medio del agravamiento de la pandemia en México —al grado de que especialistas ponen en duda que realmente haya un plan eficaz y estructurado— ayer hubo varias noticias alarmantes que confirman el caos y el desorden absoluto con el que el gobierno pretende llevar una vacuna cada vez más lejana e incierta para los mexicanos.

Primero, el anuncio del Presidente de que siempre no llegarán la cantidad de vacunas que su gobierno decía haber comprado y comprometido con el laboratorio Pfizer, en total 34.4 millones de dosis, porque según el mandatario “la ONU le ha pedido a Pfizer que baje sus entregas a los países en los que se tiene contrato, como es el caso nuestro” para evitar acaparamiento y que se den esas vacunas a “países más pobres”.

Y justo en medio del extraño anuncio presidencial, anoche se confirmó la renuncia de la encargada del citado Plan Nacional de Vacunación, Miriam Esther Veras Godoy, directora del Centro Nacional de Salud para la Infancia y la Adolescencia y quien era una pieza clave para la estrategia de repartición y suministro de la vacuna contra el Covid en los próximos meses.

El que la encargada nacional se baje de esa manera del cargo solo confirma el caos interno que hay en la dependencia y en los planes de vacunación, en donde se habla de un enfrentamiento cada vez más fuerte y abierto entre el subsecretario Hugo López-Gatell y el canciller Marcelo Ebrard. Versiones internas de Salud atribuyen la salida de Veras Godoy a la molestia de López-Gatell porque la doctora, con una amplia experiencia de más de 30 años en el sector salud, se había acercado más al equipo de Ebrard y atendía instrucciones del canciller.

Por si esos dos hechos no fueran suficientes para confirmar que en México la vacuna contra el Covid dista mucho aún de ser una salida y una solución a la pandemia, ayer se confirmó la politización y el lucro electoral que el gobierno de López Obrador pretende hacer del suministro de la vacuna. Por encima del personal médico, los llamados “Servidores de la Nación”, que no son otra cosa que la estructura política y electoral del lopezobradorismo y de Morena con el reparto de los apoyos sociales, comenzaron a ser vacunados porque serán parte de las “Brigadas de vacunación” que llevarán la dosis a los adultos mayores, que serán vacunados incluso en las oficinas donde se reparten los programas sociales del gobierno. ¿Así o más cínico el uso político y clientelar de la vacuna contra el Covid?

A todo eso hay que sumar los casos, cada vez más frecuentes de favoritismo y tráfico de influencias de personas y funcionarios, en la mayor parte de los casos cercanos a gobiernos morenistas, que son vacunados a pesar de no ser ni personal médico ni corresponderles en estos momentos recibir la dosis.

La pesadilla está muy lejos de terminar para los mexicanos. Aquí seguimos y seguiremos todavía por casi todo este año sumidos en la incertidumbre, la tensión y la angustia, mientras los encargados de darnos certeza y alguna luz de esperanza con la repartición y el suministro de la vacuna, están jugando a lucrar políticamente con el dolor de millones de mexicanos y sus familias.

Se están grillando y peleando unos a otros en el mismo gabinete y lo peor, están alargando y abultando cada día, con una ineptitud que apunta a negligencia criminal, la espera para recibir una vacuna y las cifras de mexicanos que han muerto y morirán en esta tragedia humanitaria.

También en Serpientes y Escaleras

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721