Serpientes y Escaleras

Videgaray guarda silencio, pero teme venganza


Buscado por distintos medios y periodistas mexicanos para que emita una posición sobre las imputaciones que le hace Emilio Lozoya Austin en sus declaraciones en España y las que surgirán en México, Luis Videgaray Caso ha respondido apelando a su derecho a guardar silencio.

“Desde que salí del gobierno de México me he abstenido de dar entrevistas, o publicar opiniones en medios o redes sociales. Sigo apegado a esta decisión personal, y agradezco mucho tu comprensión”, ha respondido tanto a corresponsales como a columnistas.

No es que Videgaray no tenga una posición clara ni que no sepa la andanada de acusaciones e imputaciones que se vienen en su contra, pero él sabe muy bien que Lozoya lo alucina por las fuertes diferencias que tuvieron casi desde el inicio del sexenio peñista y que buscará vengarse con todo en su contra porque al final, el exdirector de Pemex tiene claro que la decisión de removerlo de Pemex, en febrero de 2016, fue justamente del entonces secretario de Hacienda.

Paradójicamente había sido el mismo Videgaray quien había promovido a Lozoya Austin ante Peña Nieto, primero como gobernador del Estado de México, y luego tras el triunfo electoral del mexiquense, en diciembre de 2012, la decisión de mandar a Emilio a Pemex fue en parte de Videgaray, pero ahí también influyó otra recomendación directa en el mismo sentido que recibió Peña, siendo presidente electo, de parte del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Las diferencias entre el poderoso secretario de Hacienda y el director de Pemex comenzaron a surgir primero por el manejo financiero, agudizado luego con la Reforma Energética.

Terminaron por chocar abiertamente y Videgaray comenzó a torpedear el trabajo de Lozoya.

En aquella pugna que duró varios años, se impuso al final Videgaray, quien logró tirar finalmente a Lozoya.

Por eso ahora Videgaray sabe que todo lo que declarará en su contra Emilio Lozoya es parte de una “burda venganza” y que eso lo expone y lo vuelve vulnerable.

La última vez que el ex “hombre fuerte” del peñismo habló en público de los temas en que podría vincularlo Lozoya fue durante una clase sobre inteligencia artificial que fue invitado a dar en la Universidad del MIT donde actualmente labora:

“Defiendo mi trayectoria y mis acciones. Obviamente, como hacedor de política, hice buenas cosas y cometí errores, pero aprendí mucho. Con gusto hablo contigo cuando quieras, la puerta de mi oficina siempre estará abierta y podemos discutirlo”, respondió Videgaray.

Tal vez aquella charla no era sobre México ni sobre el enorme poder que llegó a concentrar y ejercer en el gabinete federal, pero más pronto que tarde, según los acuerdos que hizo Emilio Lozoya con la FGR, el exsecretario de Hacienda y de Relaciones Exteriores, el político al que muchos llegaron a ver como “vicepresidente” y como un aspirante presidencial fallido, tendrá que venir a hablar sobre México y la corrupción que se vivió en el sexenio de Peña Nieto, aunque como él está convencido, tenga que hacerlo por un tema de “venganza”…

Los dados mandan Doble Escalera para todas las familias de mexicanos que han sufrido una pérdida por el Covid en esta pandemia.

También en Serpientes y Escaleras

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721