Serpientes y Escaleras

El círculo se cierra en torno a Ancira


Tras la extradición de Emilio Lozoya, con un acuerdo que todo apunta lo convertirá en “testigo colaborador”, ahora las baterías de la Fiscalía General de la República y del gobierno mexicano se enfocan todas a lograr la extradición de Alonso Ancira, el dueño de Altos Hornos de México y coacusado de Lozoya en la compra-venta de la planta de Agronitrogenados.

Ancira no sólo es pieza clave para el armado del maxiproceso que quiere abrir la FGR a partir de la información y pruebas que aporte el exdirector de Pemex en contra de varios personajes de la política mexicana, también el vínculo que puede conectar al expresidente Carlos Salinas de Gortari con toda esta trama de corrupción.

Pero hay además un elemento político que lleva a acelerar la petición de extradición contra el empresario salinista, actualmente libre bajo fianza en España: la molestia particular que Ancira causó en Palacio Nacional cuando declaró en España, durante la vista judicial de su juicio la mañana del pasado 10 de marzo de 2020, y criticó fuertemente al presidente López Obrador y a su gobierno.

“López Obrador es un mitómano del tamaño de Hitler”, dijo el empresario mexicano, quien pidió no ser extraditado porque “México es un país sin leyes” y él aseguró ser “víctima y un daño colateral” de la intención del presidente para golpear al anterior gobierno, además de que acusó al mandatario mexicano de que con sus acusaciones los está llevando a la quiebra.

Esas y otras duras frases en contra del presidente López Obrador, dichas por Ancira ante los magistrados de la Audiencia Nacional española, fueron tomadas como un reto del empresario acerero al gobierno de la 4T que hoy tiene como prioridad extraditarlo y hacer que responda en México ya no sólo por los 500 millones de dólares de sobreprecio que obtuvo por la venta fraudulenta de su planta Agronitrogenados, sino por otras demandas y acusaciones que le están preparando para intentar sumarlas a las causas de extradición.

Una de ellas, por ejemplo, son los 1,500 millones de pesos que adeuda Alonso Ancira a la Federación por concepto de falta de pagos de agua de sus empresas, de adeudos a la Comisión Federal de Electricidad e incluso de adeudos fiscales al SAT.

La cuenta y los detalles están en manos de la Consejería Jurídica de la Presidencia, que analiza la forma de sumar esas demandas por incumplimientos de pagos al proceso que se sigue en contra de Ancira.

Pero no es la única, a raíz de que fue detenido y de que se agravaron los problemas financieros para Altos Hornos de México, al empresario le han surgido nuevas denuncias como la que interpuso en su contra el Sindicato de Trabajadores Mineros, por el pago de cuotas sindicales retenido a los trabajadores.

En total le reclamaban un adeudo de 372 millones 636 mil pesos.

Así es que, con ayuda de Lozoya y sus testimonios, que revelarán todos los detalles de cómo se planeó, armó y ejecutó la compra fraudulenta de la planta de Agronitrogenados, quiénes participaron en la operación y cuál fue el papel y el beneficio económico que cada uno de ellos obtuvo, la FGR, con el apoyo de la Secretaría de Relaciones Exteriores, de la Unidad de Inteligencia Financiera y de la Consejería Jurídica del Gobierno, se propone traer pronto de España al empresario que adquirió la principal acerera del gobierno en 1991 cuando fue privatizada por Salinas de Gortari y cuya cercanía personal y familiar siempre fue presumida por el propio Ancira, quien ha gozado desde entonces de la protección del expresidente que lo recomendó e impulsó en el gobierno de Peña Nieto.

Veremos cuánto tardan en traerlo…

Los dados mandan Serpiente doble.

Caída pronunciada.

También en Serpientes y Escaleras

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721