José Marcos Medina Bustos*
En ocasiones los habitantes de la ciudad de Hermosillo escuchan las palabras: “Colegio de Sonora” y las relacionan con la escuela primaria José Lafontaine, la cual se ubica en el mismo lugar donde el gobernador Ramón Corral fundó -en 1889- una escuela con el nombre de Colegio de Sonora, la cual fue la primera institución en la entidad que impartió educación secundaria, misma que en esa época se concebía como profesional. Es importante no confundir esa antigua escuela con el actual Colegio de Sonora, que fue fundado en 1982 por el gobernador Samuel Ocaña García a iniciativa del escritor sonorense Gerardo Cornejo. Esta institución también fue pionera, pues se concibió para hacer investigación y docencia de alto nivel en Ciencias Sociales y Humanidades, para lo cual abrió en 1985, por primera vez en Sonora, una Maestría en Ciencias Sociales, con lo cual los y las profesionistas tuvieron la oportunidad de hacer estudios de posgrado en estas disciplinas sin tener que trasladarse al centro del país.

Desde su fundación a la fecha, la Maestría en Ciencias Sociales ha conservado su carácter de vanguardia pues es la primera en Sonora que logra el nivel de Competencia Internacional que otorga el Padrón Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). Años después, aprovechando la experiencia de sus investigadores e investigadoras, se abrió el programa de Doctorado en Ciencias Sociales el año de 2005, el cual ha ido fortaleciéndose hasta lograr en la actualidad el nivel de Consolidado en el mencionado PNPC.

El actual Colegio de Sonora se ubica en el centro histórico de la ciudad de Hermosillo y ocupa una antigua casona que fue propiedad de la familia Camou, cuyos antecedentes constructivos se remontan a la década de 1830, cuando el espacio que ocupa la actual Plaza Hidalgo, era una explanada conocido como El Parián, término que aludía a su carácter comercial, pues ahí se establecían puestos que ofrecían productos diversos de consumo cotidiano. Era una zona habitada por familias de poder económico dedicadas al giro comercial, pero ahí también confluían habitantes de barrios colindantes como la Alameda y el Cerro, donde vivían carniceros y artesanos diversos. Años después este espacio comercial fue trasladado al área donde actualmente se encuentra el Mercado Municipal, llamado El Parián Nuevo. En tanto que la Plaza Hidalgo se convirtió en una zona exclusiva, con elegantes casonas y edificios que ocupaban el Banco de Sonora, el teatro Noriega, la cantina La Central y el Banco de México.

El Colegio de Sonora, comprometido con el rescate del patrimonio arquitectónico de Hermosillo, ha destinado parte de su presupuesto a la restauración y mantenimiento de los edificios que ocupa, logrando brindar a sus estudiantes y personal académico y administrativo, una experiencia única de disfrutar un espacio que concentra más de cien años de historia. Pero tal experiencia puede ser vivida por la población en general, pues sus puertas están abiertas al público en general.

En estos momentos se encuentra abierta la convocatoria de ingreso a la Maestría y al Doctorado en Ciencias Sociales, para iniciar clases en enero de 2020. Si a usted, amable lector o lectora, le apasiona el estudio de los problemas sociales para plantear soluciones a los mismos, puede ser candidato o candidata a ingresar al Colegio de Sonora, anímese a participar en el proceso de selección, la fecha límite para hacer su registro es el 30 de agosto, estamos a buen tiempo para que pueda cubrir todos los requisitos. Si le interesa conocer más consulte los términos de la convocatoria en la página del Colegio: www.colson.edu.mx.

*Profesor-investigador en El Colegio de Sonora.