Fuera de ruta

Números en la historia de Sonora: Mujeres en las alcaldías


Si una imagen vale más que mil palabras, un número vale más que mil imágenes. Siguiendo esta máxima, pretendemos desvelar números en la historia de Sonora, que nos permitan comprender la magnitud regional de temas relevantes para nuestro presente, como género, ecología, política, trabajo, violencia, educación, niñez, arte y muchos más.

Vivimos en tiempos de la ola verde, que definimos -de manera amplia- como una serie de movimientos, manifestaciones y políticas, que han avivado temas relacionados con los derechos de las mujeres, la acción afirmativa y equidad de género, derechos reproductivos, etc. La mujer es el punto central de esa ola, su visibilidad, el poder ejercido sobre ella y el que ella ejerce. Aunque falta mucho por hacer, se han obtenido importantes triunfos en la arena política, como la paridad en el Congreso de la Unión. Sin embargo, aún no hay una mujer en la presidencia y todavía se pueden contar con los dedos de las manos las que han gobernado una entidad.

¿Qué hay de las mujeres en las alcaldías de Sonora? El municipio es una base de nuestra sociedad y gobierno, es la autoridad más cercana a los ciudadanos y, por lo tanto, una de las instancias más desgastante para una carrera política. ¿Cuántas mujeres han gobernado un municipio en Sonora? Según el Sistema Nacional de Información Municipal (SNIM), 2055 personas han ocupado una presidencia municipal, entre electos y provisionales. Dependiendo de su edad, hay municipios con una larga lista de alcaldes, como Hermosillo que ha tenido 70, y otros más jóvenes como Altar o Benito Juárez, con 8 alcaldes en toda su historia. Y volviendo al tema de la mujer, subrayamos que, de esas dos mil personas en alcaldías, tan sólo 92 han sido mujeres, es decir, el 4.4%.

Cabe apuntar que las mujeres pudieron votar y ser votadas a partir de 1955, por lo que antes, el 100% de las alcaldías estuvieron en manos de hombres. El SNIM señala que algunos alcaldes anteriores a ese año eran mujeres, pero esto es un error guiado por nombres como Rosario, Guadalupe o Taide. El número de personas en una alcaldía a partir de 1955, cuando las mujeres ya podían participar, es de 1414 (aproximadamente). Por todo lo anterior, a partir del año en el que las mujeres tienen el derecho de ser elegidas, sólo 6.5% de las presidencias municipales han sido ocupadas por mujeres. Si la igualdad ante la ley electoral se logró en 1955, es claro que la inmensa desproporción se debe a factores más allá de la ley, como la cultura machista, que perpetúa un sistema patriarcal, la discriminación y los roles de género.

En esta exhaustiva revisión, encontramos que Isabela Fernández fue la primera en romper esos roles de género, cuando cruzó la frontera política municipal y fue elegida alcalde de Opodepe, esto en 1965, diez años después de que las mujeres obtuvieron el derecho a participar en la contienda. Aquel año, Isabel Fernández fue la única mujer alcalde en Sonora.

Tuvieron que pasar casi diez años para que otra mujer tuviera presencia en un gobierno municipal. Fue en la década de 1970 cuando irrumpieron notablemente en las alcaldías con 8 administraciones diferentes: Arivechi, Bacerac, Huásabas, Magdalena, Ónavas, San Miguel de Horcasitas, Úres y, el caso más destacado, Hermosillo, donde Alicia Arellano Tapia se convirtió en la primera mujer en gobernar la capital sonorense, esto en 1979 (previamente lo hizo en Magdalena, en 1973).

Cuatro mujeres ocuparon alcaldías en la década de 1980, y cuatro más en la de 1990, número significativamente bajo, sobre todo si consideramos que la última década del siglo XX fue de apertura democrática, aunque ésta se vio reflejada en la alternancia partidista, no de género. Durante la primera década del siglo XXI, hubo doce mujeres en alcaldías, lo que presagió los siguientes triunfos: 32 mujeres fueron electas entre el 2010 y el 2020. En las últimas elecciones (2018), y a medio siglo de obtener el derecho de votar y ser votadas, la entidad se aproximó a una paridad de género en los municipios: el electorado sonorense votó por 29 alcaldesas. Por lo anterior, durante el trienio 2018-2021, el 40% de los municipios en Sonora fueron gobernados por mujeres.

De cara al año electoral 2021, no es arriesgado presagiar que se cerrará más la diferencia entre alcaldías gobernadas por hombres y mujeres, pues hemos vivido notables avances en la apertura de espacios electorales y partidistas, así como cambios en las perspectivas de género. Quizás en la década 2020 se logre la equidad a nivel municipal. Y no sólo será un triunfo electoral o político, sino que abrirá la oportunidad para cambiar mentalidades y formas de entender la relación gobierno-genero, pues hasta la fecha, 54 de los 72 municipios del estado, aún no saben lo que es tener a una mujer en la alcaldía, entre esos Cajeme, segundo municipio más poblado de Sonora.

Miguel Ángel Grijalva Dávila

Teresa Juárez Ruíz

También en Fuera de ruta

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721