No creo en las coincidencias, sí en los vínculos.

Florestán

Ayer aquí le contaba que Carlos Urzúa se había ido diciendo los pecados, pero no los pecadores, de lo que se encargó ayer por la mañana el presidente López Obrador quien los identificó uno a uno.

Primero, que el exsecretario de Hacienda tuvo diferencias con el mismo Presidente por el contenido del Plan Nacional de Desarrollo.

Dijo que Urzúa no entendió que éste es un cambio de régimen, no un cambio de Gobierno y que parecía haberlo escrito Agustín Carstens o el mismo José Antonio Meade.

Por eso hubo dos versiones del PND, una la del continuismo bajo la inercia neoliberal, que rechazó y otro el que se publicó, que él mismo escribió, en donde queda clara la transformación e incluso la ruptura.

También reconoció la existencia de diferencias con Alfonso Romo.

De su jefe de oficina, dijo que él mismo le encargó que ayudara en la coordinación para el funcionamiento de la Banca de Desarrollo y no había en esto acuerdo –con Urzúa.

Entre ellos había diferencias notorias y públicas, diría yo, como en el caso de Nacional Financiera.

Apuntó también los desencuentros con el exdirector del Seguro Social, Germán Martínez y también con la jefa el SAT, la doctora María Ríos-Farjat.

Por cierto, desde el fin de semana, Arturo Herrera sabía de su inminente destino.

Ya Urzúa había hablado en el despacho presidencial de su malestar, quejas y salida.

Le dijo que estaba listo pero que lo podía dejar hasta el sábado con los mercados cerrados para evitar el impacto, pero López Obrador le dijo que de una vez.

Así, el miércoles, Urzúa publicó la renuncia en su cuenta de Twitter y López Obrador el anuncio de Herrera con un video en sus redes desde su despacho de Palacio Nacional, mientras los mercados, esperan atentos la señal económica fundamental de este Gobierno: el plan de negocios de Pemex que en dos semanas se presentará en su consejo y marcará el derrotero inmediato de nuestra economía y del Gobierno de la 4-T.

RETALES

1. ESCÁNDALO.- Lo sucedido en Baja California es un escándalo legal, político y constitucional.

De noche, en una sesión extraordinaria del Congreso local, modificaron la Constitución para ampliarle de dos a cinco años el periodo del gobernador electo por Morena, Jaime Bonilla.

Con sólo tres diputados, Morena logró el voto unánime de PAN y PRI, violando la Constitución.

Es una vergüenza;

2. AVISO.- El caso Collado es un mensaje a dos expresidentes, así lo tienen que entender Carlos Salinas y Enrique Peña Nieto.

Van en serio y es entre familia;

3. SEGURIDAD.- La Comisión Permanente manifestó su respaldo al representante permanente de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente, para que nuestro país forme parte del Consejo de Seguridad para el periodo 2021-2022, de acuerdo con un pronunciamiento unánime en la sesión de ayer.

Nos vemos mañana, pero en privado.