Efectivamente, en el proyecto de la refinería hay dos bocas.

Florestán.

La refinería de Dos Bocas, uno de los proyectos de infraestructura prioritarios del Presidente con el Tren Maya, el Corredor Transístmico y el Sistema Aeroportuario Santa Lucía-Benito Juárez, está en la discusión por las dudas sobre su viabilidad financiera y operativa.

Sabiéndolo, en Londres, el subsecretario de Hacienda Arturo Herrera dio una entrevista al Financial Times en la que declaró lo que había dicho a los inversionistas ingleses: que ese proyecto está en suspenso en el contexto de desaceleración del crecimiento económico, que se prepara una nueva inyección para impulsar la capitalización de Pemex y que los dos mil 500 millones de dólares asignados a Dos Bocas serán empleados en dar la vuelta a la caída de quince años en su producción y los británicos se quedaron con esa impresión.

Esto fue desmentido aquí por el propio López Obrador cuando declaró que la refinería va, costará entre seis mil y ocho mil millones de dólares y estará lista en tres años.

En este mismo sentido se pronunció la secretaria de Energía, Rocío Nahle, quien me dijo que hay dos partidas extraordinarias en el presupuesto 2019: 70 mil millones de pesos para el rescate de Pemex y 50 mil millones para la primera etapa de Dos Bocas, que el proyecto está en marcha y que el lunes el Presidente dará a conocer las bases de la licitación.

Estas dos declaraciones parecieron dejar a Herrera y con él a Hacienda, en otra conversación y en una falta de sincronía.

Ante el conflicto, intervino el arbitraje presidencial quien calificó la diferencia como un malentendido, que Dos Bocas va e hizo un elogio a las autoridades hacendarias a las que reconoció la capacidad de hacerle cambiar, en ocasiones, de opinión.

El punto es que si a López Obrador no le garantizan que el proyecto va a costar menos de ocho mil millones de dólares y se termina en su gobierno, no habrá Dos Bocas.

RETALES

1. RELEVO.- El próximo día 21, Yasmín Esquivel será togada en el pleno de la Suprema Corte.

El próximo relevo será en diciembre de 2021, cuando Fernando Franco Salas termine su periodo.

Los siguientes irán hasta noviembre de 2024, Arturo Zaldívar y su antecesor, José María Aguilar Morales.

El de más largo alcance es Eduardo Medina Mora, hasta marzo de 2030;

2. PAUSA.- El presidente López Obrador anunció la posposición de la consulta popular para enjuiciar a sus antecesores, prevista para el día 21.

Dijo que esperará a la reforma del artículo 35;

3. ELECCIONES.- Como la arrolladora Banda, Morena el 2 de junio, va a ganar, hasta sin candidatos, en las elecciones para gobernador en Baja California y en Puebla, en las alcaldías de Durango y Aguascalientes y los congresos en Tamaulipas y Quintana Roo.

En ninguno de los casos el PRI es competidor, cuando hace tres años gobernaba Durango, Tamaulipas y Quintana Roo.

Nos vemos mañana, pero en privado.