El asalto a la razón

Jaque a la Guardia Nacional


Para enfrentar la inseguridad y organizar de la mejor manera la Guardia Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador partió de premisas erradas porque fue engañado con información arteramente falsa, plagada de supercherías y prejuicios contra la corporación civil más eficiente, confiable y capacitada para combatir a los criminales.

Con la PF se cometió una imprudencia equiparable, pero mucho más grave en sus consecuencias, a la del comensal que se pelea con el cocinero porque pudo ser la piedra de toque de la bisoña Guardia Nacional.

La de ayer no expresó una inconformidad más de las que se han manifestado tan solo en el ángulo del ominoso uso de policías federales tratándolos como animales en el problemón migratorio, ya que se produjo en el corazón de la institución condenada a muerte: el Centro de Mando en Iztapalapa (con las proporciones guardadas, representa lo que el Campo Militar Número Uno para los soldados de tierra y aire).

Explicable pero preocupante que se replicara en sus demás instalaciones.

Y peor: los efectivos que se atrevieron a dar la cara llamaron para hoy a un paro nacional de actividades.

Quienes desconocen la calidad de preparación de los más de 36 mil efectivos que integran (o integraban) la PF conviene constaten la brillante actitud de la coordinadora operativa de la GN, Patricia Trujillo Mariel (que en la corporación dirigió la División Científica): pese a que por momentos (al igual que trabajadores de medios informativos) fue insultada por sus camaradas en desgracia, prometió:

“No me voy a mover de aquí hasta que no quede resuelto hasta el último punto del pliego petitorio que mis compañeros están presentando”.

Fracasó porque la solución no está en sus manos, sino en las del Presidente, quien ayer se refirió a los inconformes como “los de la policía” y en un video vespertino volvió a ofenderlos con la mentira de que en el sexenio peñanietista la PF “se echó a perder”.

A ese grado le han ocultado sus achichincles el exitoso desempeño (con saldo de poco menos de mil asesinados, muchos de ellos torturados y descuartizados en acción) de los aludidos.

Si AMLO no quiere disculparse con ello por su equivocación conceptual, debiera cuando menos tomar en cuenta que se la PF era la única corporación consistente y experimentada en tareas como las previstas para la GN, donde no será pronto ni fácil el entendimiento entre policías militares, navales y los nuevos inexperimentados reclutas.

El diputado morenista Mario Delgado, al condenar la protesta, invocó “lealtad y disciplina” porque son atributos “clave” para la Guardia Nacional.

Plena coincidencia.

Y de la GN era pieza clave la Policía Federal…

También en El asalto a la razón

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721