El asalto a la razón

Del gozo al pozo


Madrugador o desvelado, Lorenzo Reffreger envió a las 3:29 de ayer un correo que me sobresaltó al abrirlo a las 7:30: “En su texto de hoy usted menciona que la vacuna CanSino ha sido aprobada en los Estados Unidos. Esto es incorrecto. La FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) únicamente ha aprobado, al día de hoy, las vacunas de Pfizer y Moderna. Creo que es peligroso dar información errónea sobre este tema…”.

¡Chíngale!, de súbito me despabilé.

Ingenuo, en mi primer asalto… del año (suele navegar desde la madrugada en el ciberespacio) afirmé que la vacuna china tenía ya el visto bueno emergente de la FDA (junto con las de Pfizer y Moderna).

A las 8:56 José Herminio Jasso escribió al “Joven Carlos” un listado de mentiras: “…cuando el señor de ahora dice que ya domó la epidemia, todos sabemos que es mentira. Igual cuando dice que todos los adultos mayores vamos a estar vacunados contra el Covid al terminar marzo; que ya acabó con la corrupción; que los servidores públicos donaron voluntariamente parte de su aguinaldo.

¿Cuál confianza podemos tener en la promesa de la vacuna para marzo, si todo lo demás que se promete y afirma resulta falso…?”.

Y a las 12:49 mi respetado y estimado Carlos Elizondo (politólogo, analista, columnista) apuntaló mis agobios: “No he visto nota alguna sobre esa vacuna de CanSino que muestre está aprobada para su uso en EU.

La información que encuentro dice que está en la fase tres. ¿De dónde sacaste ese dato? La de AstraZeneca ya la aprobó Reino Unido. CanSino es un misterio. No es la vacuna china más desarrollada. No entiendo de dónde viene ese conecte con México.

Han dicho inclusive que hay participación canadiense en la misma, sobre lo cual no he encontrado nada…”.

Pues rete ¡chíngale!

Antes que nada lamento mi candidez: a) en el propio círculo presidencial y algunas cabezas del sector Salud hay quienes la daban por aprobada en EU; b) el 9 de diciembre, el canciller Marcelo Ebrard tuiteó: Enhorabuena al Dr. Jorge Alcocer, secretario de Salud; a Xuefeng Yu, presidente de CanSino Biologics Inc. y a Jerome Piguet, de Latam pharma, por el acuerdo de precompra de 35 millones de dosis de vacunas firmado hoy. Más opciones para México; c) hasta se ofreció alentar a 8 mil voluntarios (los primeros fueron oaxaqueños) para experimentar la tercera etapa de la china, y d) el 22 de diciembre se anunció que se solicitaría el aval de la Cofepris.

Se ve de nueva cuenta que a los de la 4T no se les puede dejar solos. Ya tan hechos bolas están que el ilusionista Hugo López-Gatell, antes de llamar a la población a no salir de sus casas y de que se fuera a divertir sin cubrebocas a Zipolite (“realidad no sincrónica”, se justificó anoche), soltó la estupidez de que su “diseño logístico muy preciso” contempla la aplicación diaria “de 6 mil a 8 mil dosis de vacuna…”.

En EU van por medio millón al día.

Si le hacen caso a ese pobre cuate, vacunar a la población contra la peste se llevará cuando menos… ¡35 años!

También en El asalto a la razón

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721