E-Comunidad

Ambiente laboral


¡Qué importante para cualquier organización es contar con ambiente laboral limpio!, la productividad depende muchas veces, si no en su mayoría, de conservar un buen ambiente. La capacidad que tenemos de interactuar con nuestros semejantes y que cada quien pueda ejercer su trabajo eficientemente nos establece que pueda o no haber un ambiente propicio para crecer o simplemente disfrutar nuestro trabajo, y por ende, ser más productivos. Pero, ¿por qué no logramos tener ese ambiente de forma normal y es necesario trabajar constantemente en prevalecerlo? Bueno, si ya es difícil la convivencia social donde todos tenemos una forma de pensar y hacer las cosas, aunque sea lo mismo, cada quien busca la mejor manera de salir adelante con las armas, estudios o herramientas que pueda tener, y aunque el resultado debe ser el mismo no importa qué herramientas uses, siempre encontraremos una diferencia que manifiesta que cada quien se fue por su rumbo.

Difícil para una organización poder darle gusto a todo mundo, por lo que el director o gerente debe ser muy astuto en establecer las reglas claras de qué se hace y cómo se hace en cada puesto; quién depende de quién y cómo se califica a cada uno, cómo asciendes en la organización y cuáles son las formas para llegar, porque el hombre/mujer por naturaleza dentro del ámbito laboral es egoísta, ver que le va bien al de al lado es sinónimo de celo laboral, no importa que yo no suba, pero tú tampoco.

¡Cuántas veces hemos visto u oído esa frase tan desagradable!, pero ¿por qué?, si cada quien que llega a lograr el objetivo es porque puso más entusiasmo en su labor, esfuerzo, dedicación y horas de trabajo, y lo que debería ser motivo de aplauso y reconocimiento, viene a ser disgusto y mal ambiente laboral en la empresa, y aunque no en todos lados es igual, en la gran mayoría sí se da.

Estrategias para lograr un ambiente laboral óptimo

La participación de los empleados.- Es importante hacer sentir a los empleados que son parte importante de la organización, motivándolos a salir adelante y crecer.

Comunicación.- Busquemos la cordialidad y la honestidad, que cada quien exprese su opinión con libertad.

Reconocimiento.- Reconocer el esfuerzo que cada trabajador hace cada día es más que importante pudiendo ofrecer recompensas motivacionales.

Competitividad.- Si los empleados se encuentran motivados para hacer su trabajo la competitividad incrementará sustancialmente como un convivio fraterno entre los empleados.

¿Difícil lograrlo? Posiblemente, ¿imposible?, claro que no. Sentar las bases y estar en comunicación directa con nuestro personal nos hará participes de la operación diaria y estaremos en condiciones de observar y detectar sin lugar a duda cualquier problema.

Haz sentir a tu empleado lo que es, un engrane de la organización, que todos juntos deben trabajar para llegar al objetivo, que las formas individualistas no llevan lejos, y que el camino al éxito requiere entender qué hacer y cómo hacerlo.

También en E-Comunidad

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721