E-Comunidad

La mujer y el embarazo


Cuando una mujer se embaraza, ya sea por decisión o por “accidente”, no tiene realmente una idea de todo lo que implicará tener un bebé.

Puede que haya visto el ejemplo en otras mujeres con respecto a la crianza o que las que ya son madres  empiecen a querer enseñarle, pero, aun así, jamás será suficiente para aprender en cabeza ajena lo que le tocará como mamá.

El embarazo en los primeros meses puede generar una serie de síntomas, como tener náuseas, vómitos  desmayos, a algunas les da hambre todo el día o es normal que te sientas cansada.

Conforme pasan los meses, el peso puede hacer que se inflamen las piernas y te sientas un poco más incómoda, hay quienes pueden ser considerados con las mujeres en esta condición y es agradable saber que aunque no están pasando ellos-as esta etapa, pueden ser empáticos.

La cuestión emocional juega un papel súper importante en esta etapa, ya que, aun estando acompañadas, lo que se vive es totalmente individual, porque a partir del momento de la  confirmación del embarazo te conviertes en un nuevo ser mamá-bebé, donde ya no existe  la separación, por lo menos en los siguientes meses y varios años.

Las personas ya no te preguntan sólo por ti, sino por el combo que hay entre tú y el bebé.

Los cambios emocionales que viven las mujeres embarazadas tienen una base hormonal donde los niveles de  progesterona y estrógenos aumentan. Los estados de ánimo cambian de modo repentino, pasando de la alegría al llanto o una mayor irritabilidad, además de hipersensibilidad hacia situaciones que antes no se les daba importancia.

Aun cuando la mujer quiere estar embarazada, es normal que exista el miedo, la incertidumbre y la adaptación
a los cambios que están llegando. Cada trimestre tiene ciertas características conforme el cuerpo vacambiando; de igual manera lo emocional. Cuando se acerque el momento del parto es probable que la futura madre empiece a hacer cambios en casa y dejar todo listo para la llegada del bebé.

Lo más recomendable es que la futura mamá viva este proceso rodeada de más mujeres que tengan una experiencia en el acompañamiento, las madres merecemos comprendernos más, ser más compasivas, saber
de dónde provenimos en términos emocionales y saber por qué nos pasa lo que nos pasa. Ese conocimiento
nos dará más recursos para vivirlo de manera diferente.

Todas las madres hacemos lo “máximo” que podemos en la crianza, una vez que ya nació el bebé, claro que de acuerdo con lo que hemos recibido en nuestro hogar y más de nuestras madres; sin embargo, no importa lo que hayamos vivido, aun si fue difícil, cada día es una oportunidad para mirarnos, ver a nuestros hijos, aprender nuevas formas de crianza y amor.

El mejor termómetro que tenemos para ver si lo estamos haciendo correctamente es el mismo bebé, ya que expresará a cada momento su sentir: si llora todo el tiempo, está triste, o se queja de todo, pregúntate como mamá, cómo estás viviendo tu maternidad.

Las mujeres tienen que dejar de lado actividades que antes realizaban y el impacto de parir puede traer otro tipo de emociones (como enojo o depresión). Por ello, es importante que la nueva mamá esté siempre
recibiendo el apoyo que requiere para poder llevar el vínculo con el bebé de manera tranquila y sana.

Valida tus emociones como nueva mamá y busca el apoyo necesario, para poder platicar y expresar lo que estás viviendo, confía en tu intuición y deja que sea el mismo bebé quien te dé la pauta a seguir.

Dormir con él los primeros meses ayuda a tu tranquilidad y a la de este nuevo ser; a la lactancia es el mejor alimento en los primeros meses (algunas deciden darle un año o más).

Si tienes la oportunidad de sólo dedicarte a la maternidad, disfrútala ya que este momento pasará en algún tiempo, y aunque muchas lo mencionan y al principio no lo creas, todo es temporal.

La autora es Licenciada en Psicología.
Tiene maestría en Terapia Gestalt.
psic.gladys12@gmail.com

También en E-Comunidad

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721