E-Comunidad

Mensajes de WhatsApp


Sin duda, WhatsApp es la aplicación que menos me gusta, y paradójicamente, la que más utilizo.

Esta App, líder a nivel mundial en mensajería instantánea, vino para hacer más ágil la forma de comunicarnos, pero también hizo que perdiéramos privacidad, momentos de paz y parte de nuestra vida. En el mundo laboral actual, en puestos ejecutivos o de Gobierno, pareciera que es una obligación estar pendiente segundo a segundo, en todo horario y en todo momento de esta aplicación, como si fuera una extensión de nosotros mismos.

La App de la nube rectangular de conversación verde, con un auricular en el interior, es hoy por hoy la
líder en este segmento.

Se creó en 2009, por Jan Koum, quien trabajó por más de 9 años en Yahoo y fijó  como meta trabajar para Facebook, pero fue rechazado Ante este sinsabor, se propuso crear una aplicación de mensajería móvil, que tiempo después vendió justo al fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, por la nada despreciable cantidad 19 mil millones de dólares; y pensar que él sólo quería ser un empleado… Nocabe duda que, como se dice en política, ganó perdiendo.

Hace semanas, circuló por redes sociales y medios de comunicación información acerca de los cambios en esta App de mensajería. WhatsApp notificó a los usuarios sobre la actualización de las condiciones con las que presta su servicio, así como la política de privacidad, e informó como fecha fatal el 8 de febrero que sería el último día para aceptar los términos.

Pero, ante la controversia que representaba el cambio en sus políticas y la migración de muchos de sus usuarios a otras aplicaciones de mensajería instantánea como Telegram, hizo que se replantearan los ajustes
de privacidad y se ampliara el plazo para aceptar los términos para mediados de mayo.

Ante la situación de que en México no quedaban muy claros esos ajustes, el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) analizó los detalles de los cambios en las políticas de privacidad. Debo decir que son varios, pero el que más me llama la atención es el rubro de información recopilada automáticamente, el cual indica que se obtendrían datos y registros sobre el uso del servicio.

La aplicación podría recabar información como mensajería, llamadas, estados, grupos, empresas o pagos y foto de perfil, así como información sobre el dispositivo y la conexión.

Ninguno de estos cambios me causó mayor preocupación, ya que todos estos datos y a los recopilan aplicaciones que incluso son del mismo dueño de WhatsApp, por ejemplo, Facebook, y los utiliza en su mayoría para fines comerciales.

Debo aceptar que la primera vez que buscaba en Google las características de un reloj que planeaba comprarme y luego pasé a Amazon para ver su precio, y momentos después, me aparecía el mismo reloj en
publicidad de Facebook por parte de dos tiendas, me sentí espiado.

Básicamente, es lo que hacen los motores de búsqueda, así que privacidad, de entrada, no tenemos.

Si queremos tener privacidad deberíamos replantearnos el uso de los “smartphones”. Nuestros datos están disponibles, en el mejor de los casos para fines comerciales… Pero como no los dejaremos, tampoco  nos asustemos, privacidad no hay.

¿Podrías estar un día sin tu smartphone?, pareciera fácil, pero con el ritmo de hoy,en el ámbito laboral y personal y por el tema de las seguridad se complica, más aún para quienes sufren nomofobia (miedo irracional a permanecer un intervalo de tiempo sin el teléfono móvil).

Es tan preocupante la adicción a estar siempre conectado, que existe un movimiento llamado Mobile Free Life, que propone dejar el teléfono un día al año, la propuesta es cada 15 de abril, la pregunta es:

¿Realmente,tú podrías? Por mi parte,cuando la vida lo permite, me voy a una playa desolada (El Colorado)a donde la señal de telefonía celular no llega, pero uno se recarga de energía y de momentos de paz.

El autor es Asesor Parlamentario de la LXIV Legislatura del Congreso de la Unión.
IG: Christian.Arteaga.Ríos
Twitter: Chris_Arteagachristian
arteaga.rios@ gmail.com

También en E-Comunidad

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721