E-Comunidad

La armadura oxidada


Hoy, aprovechando la amplia cobertura de Periódico EXPRESO, orgullosamente compartiré el resumen escrito por mi hijo Mariano Katase Pérez, es Ingeniero Mecánico Administrador y un aficionado a la lectura. En ésta época de pandemia ha canalizado su tiempo de ocio combinando su hobby con el grato ejercicio de la escritura. Sobre el mensaje de su lectura semanal “El Caballero de la armadura oxidada”, considero importante compartirlo, aquí se los dejo:

Robert Fisher, escribe este grandioso libro el cual nos narra una historia en la era medieval protagonizada por un caballero que ocultaba todas sus limitaciones y sus inseguridades bajo una armadura deslumbrante. El caballero tenía como objetivo demostrar su generosidad, su amor y su bondad a todo el pueblo, por medio de las incontables princesas había rescatado de su encierro en un castillo custodiado por dragones.

Precisamente, el caballero aferró su mente a lo conocido, sometiéndose a un círculo vicioso el cual lo privó de disfrutar a su familia y a sí mismo. Enfocado a un reconocimiento banal, el caballero comenzó a distanciarse de su familia, llegando al punto, en donde tuvo que elegir entre seguir siendo ese héroe que creía que las demás personas necesitaban o quitarse la armadura para siempre. Al verse en esta situación, el caballero intentó deshacerse de la armadura, pero era demasiado tarde, al no habérsela quitado en un largo tiempo, la armadura estaba totalmente atorada en su cuerpo.

Tras hacer un largo recorrido buscando cómo quitarse la armadura, el caballero llegó a un punto en donde solamente podía elegir entre dos caminos, el primero era un camino sencillo, el cual lo iba llevar de vuelta a la avaricia, a los celos, al odio, al miedo y a la ignorancia. Por el contrario, el segundo camino lo llevaría hacia la verdad, transitando un camino silencioso, lleno de conocimiento, voluntad y atrevimiento, convirtiéndose en un camino difícil.

Al decidir comenzar el segundo camino, se dio cuenta que el silencio no solamente significa no hablar, sino de guardar prudencia y realmente escuchar tu voz interior. También, supo que el conocimiento no es únicamente lo que sabe de ciertas materias en específico, sino de conocerse a sí mismo. Por último, entendió que la voluntad y la osadía, no consta de atreverse a rescatar princesas y luchar contra dragones, más bien, son las ganas de realmente creer y querer hacer las cosas a un largo plazo manteniendo un balance.

Este camino difícil llevó al caballero a experimentar emociones extremas, haciéndolo llorar de tristeza y también de felicidad. Estas lágrimas fueron oxidando su armadura a un punto en la que la misma armadura se iba rompiendo automáticamente.

Muchos de nosotros nos encerramos y nos aferramos a esta armadura la cual protege nuestras áreas más vulnerables. Sin embargo, no nos damos cuenta de lo que hemos vivido y seguimos sin conocernos. Vivimos con miedo de exponer y luchar por nuestro verdadero yo, pero solamente con voluntad, conocimiento y escucha vamos a poder vivir en plenitud.

“Nunca podrás conocer lo desconocido si te aferras a lo conocido”, Robert Fisher.

El autor es Presidente Nacional del Colegio Mexicano de Profesionales en Gestión de Riesgos y Protección Civil, A.C. 

También en E-Comunidad

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721