E-Comunidad

El riesgo del Covid-19


Hoy en día, los especialistas en el mundo coinciden que en la gestión del riesgo de desastres el estudio debe de ser el propio riesgo, no del desastre, también manifiestan que el riesgo se debe de considerar dinámico, cambiante, de percepción diferenciada, con carácter social y que disminuye con la preparación.

Aunque su análisis es complejo, con ese antecedente podré comentar que el riesgo es una probabilidad de ocurrencia y está en función de cuatro variables que van a determinar su efecto o consecuencias, en forma sencilla: Riesgo es igual a Amenaza por Exposición por Vulnerabilidad entre Capacidad; al colocarle valores a cada variable el resultado será el nivel de riesgo que enfrentamos.

Para que puedas auto evaluar tu nivel de riesgo en el caso Covid-19 describiré cada variable.

Amenaza:

El propio virus SARS-CoV-2, una especie de coronavirus que aunque es invisible para los ojos, sí existe, no es invento del Gobierno y puede llegar a ocasionarte la muerte.

Exposición:

Salir recurrentemente de tu casa; asistir a espacios no ventilados; muy concurridos; usar transporte público saturado; no guardar la sana distancia.

Vulnerabilidad:

Eres de los grupos de personas mayor de 60 años; mujeres embarazadas; o con enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes, obesidad, enfermedad coronaria; hospitales saturados; etc.

Capacidad:

Te preparas sobre las distintas formas de prevenir el contagio y las realizas siempre; la información que recibes es adecuada, proviene de fuentes oficiales, usas equipo de protección personal como cubre bocas, haces limpieza, etc.

A cada una de estas variables le puedes asignar un calificativo y valor de acuerdo a tus actos o condición de salud, por ejemplo entre menos cumplas o más vulnerabilidades tengas asignas un valor más alto: muy mal (10), mal (9), regular (8), bueno (7), muy bueno (6) y simplemente sustituye esos números en la fórmula, el resultado entre menor y más alejado esté del 100 la probabilidad de contagio será menor, aunque no existe el riesgo cero.

Si es cercano o excedes el 100 tendrás altas probabilidades de contagiarte, si aparte, el valor que anotaste en vulnerabilidad es 10 con ese resultado, aparte de contagiarte tienes altas probabilidades de morir.

Como ejemplo un caso crítico, a la amenaza siempre le daremos un 10; por salir constantemente de tu casa tendrás un 10; por ser una persona con sobrepeso e hipertensión le damos otro 10; multiplico los tres y resulta 1000; esta cantidad la divides entre 10 porque no te informas, ni usas equipo de protección, el resultado final es 100; eso me indica que muy, pero muy seguramente te vas a contagiar.

¿Para qué apostar si puedes perder? y de ganar quedarás igual, aprendamos a cuidarnos: quédate en casa, lávate las manos frecuentemente, no te toques la cara, usa correctamente el cubrebocas, de preferencia complementa tu seguridad con guantes de látex y gafas o pantalla; mantén limpio y ventilado tu espacio, siempre guarda la sana distancia; y si tienes que salir de casa, hazlo protegido.

Se empático y responsable, “tú me cuidas, yo te cuido”.

El autor es Presidente Nacional del Colegio Mexicano de Profesionales en Gestión de Riesgos y Protección Civil, A.C.

También en E-Comunidad

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721