E-Comunidad

Mavericks trabajando


En el año 2007 leí el libro con igual título de esta columna, escrito por William C. Taylor y Polly LaBarre donde explican las características del tipo de personas a las que llaman “Mavericks” en alusión a la personalidad independiente, poco convencional, heterodoxa.

Casualmente, entre diversa información que he conservado encontré unas notas que como resumen del libro había hecho y creo es del interés compartir.

Porque si originalmente el panorama con la restricción de actividades y el aislamiento social decretado por la pandemia Covid-19 se percibía triste, hoy podemos asegurar que las consecuencias en salud y socioeconómicas serán desoladoras.

Ya muchas familias no sólo lo perciben, lo viven, tratando de ajustarse por la pérdida de un integrante, al encontrarse desempleados o con su negocio a punto de la quiebra.

Así se tendrá que enfrentar “la nueva normalidad”.

También hemos dado cuenta de muchas personas que a pesar de la grave crisis que esta generación actualmente atraviesa, encuentra espacios de oportunidad de manera exitosa.

Algunos ejemplos y haciendo comparación con el resumen encuentro muchas coincidencias.

El libro analiza las estrategias, las prácticas y los estilos de liderazgo de un conjunto de organizaciones seleccionadas que poseen diferentes historias, diferentes culturas y también diferentes modelos de negocios y en ese contexto hace la siguiente pregunta, ¿Por qué en los negocios triunfan las mentes más originales?

Este grupo de personas son los que rompen los moldes y las pautas establecidas, se distinguen por el poder y la originalidad de sus ideas, que se diferencian claramente de la multitud ya que la única forma de destacarse entre ésta es apoyarse en ideas originales, provocativas y disruptivas, oportunas y a la vez duraderas.

Al mismo tiempo son las que se destacan por su originalidad, creatividad y por su capacidad de experimentación.

De acuerdo al análisis de los autores, las empresas manejadas por este tipo de personas han demostrado que se puede alcanzar el éxito mediante las 4R:

1) Repensar la competencia, que implica experimentar, pensar diferente, encontrar nuevas formas de liderar, competir y triunfar; no sólo ofrecer productos competitivos, sino defender ideas importantes.

2) Reinventar la innovación, representa convocar a diferente tipo de personas para que ofrezcan ideas, diseñen y pongan en marcha proyectos coloridos y energéticos.

3) Reconectarse con los clientes, no es venderles valores, sino compartir valores mutuamente, y en esta etapa es necesario establecer un acuerdo psicológico en el ganar-ganar.

4) Rediseñar el trabajo significa buscar personas talentosas, aquellas que tengan no sólo aptitud, sino fundamentalmente actitud porque no se trata sólo de discursos sobre el recurso humano, sino de aprender a reconocer y a atraer a personas talentosas.

En conclusión, el carácter y la actitud de las personas importan tanto como las credenciales que poseen, compartir valores es lo que permite triunfar, ser distinto es lo que marca la diferencia y lo importante no es predecir el futuro, sino inventarlo.

Lewis Carrol escribió en Alicia en el País de las Maravillas: “Siempre llegarás a alguna parte… si caminas lo bastante”.

El autor es presidente nacional del Colegio Mexicano de Profesionales en Gestión de Riesgos y Protección Civil, A.C.
marianokatase@gmail.com

También en E-Comunidad

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721