Colaboración Especial

¿Quién ganó en la consulta?


El pasado domingo se llevó a cabo la primera consulta popular, amparada en la Constitución, en la historia de nuestro México. La misma tiene diversas opiniones desde los lentes con los que se le mire.

Desde la óptica de la democracia participativa, cada mecanismo que se ponga en marcha para el ejercicio de los derechos ciudadanos es importante y un avance.

En ella participaron entre el 7.07 y 7.74 % de los 95.6 millones de electores, por lo que no se llegó al 40% que se necesitaba para que fuera vinculante, es decir, unos 37.5 millones de votantes requeridos.

Ante las diversas opiniones, los críticos señalaban que fue muy costosa y que la ley no se consulta; pero lo importante es que se inicien o se pongan en marcha los mecanismos de participación ciudadana.

Ésta tuvo una historia complicada desde su nacimiento, llena de polémica desde la pregunta que dio origen a fuertes ataques de la oposición, juristas e intelectuales, así como de otros sectores por lo incierto del resultado.

La pregunta original fue modificada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en un acalorado debate, ya que inicialmente se mencionaba a los últimos cinco expresidentes, por ello quedó así:

“¿Estás de acuerdo o no en que se lleven a cabo las acciones pertinentes con apego en el marco constitucional y legal, para emprender un proceso de esclarecimiento de las decisiones políticas tomadas en los años pasados por los actores políticos, encaminado a garantizar la justicia y los derechos de las posibles víctimas?”.

Otra de las críticas versa sobre la cantidad de su costo, que fue por una suma aproximada de 528 millones de pesos.

Vale la pena resaltar que el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien fue su impulsor, se abstuvo de intervenir debido a una gira de trabajo, lo que implicó que guardara prudencia.

A final de cuentas la controvertida consulta popular dio un saldo a favor, donde tanto los críticos como los promotores ganaron: el Instituto Nacional Electoral volvió a ponerse una estrella, los expresidentes saltaron el obstáculo, los opositores de la misma obtuvieron que no se llegara al 40% del padrón para hacerla vinculante, los impulsores, como el propio presidente Andrés Manuel

López Obrador, consiguieron su cometido con el simple hecho de realizarla y los ciudadanos que quisieron votar lo hicieron.

De acuerdo con lo anterior en la democracia participativa todos los ciudadanos ganamos.

Twitter: @UlrichRichterM

También en Colaboración Especial

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721