Actitudes

Será un día del ‘Grito’ muy extraño


Hoy los mexicanos viviremos un 15 de septiembre por demás “sui generis”, donde por primera vez -no tenemos memoria que así haya ocurrido en el pasado- la popular y tradicional ceremonia del “Grito” en la Ciudad de México será sin la presencia de ciudadanos en el Zócalo.

La contingencia sanitaria obligó a las autoridades a tomar esta medida. así que la gran mayoría de los “gritos” en el país serán transmitidos por televisión, radio y redes sociales; sin embargo, no habrá multitudes presentes ni oportunidad para que los mexicanos expresen su fervor patrio ni para que abucheen a sus autoridades.

Será, pues, un grito silencioso o mejor dicho un grito solitario porque el Presidente, los gobernadores y alcaldes saldrán a los balcones a vitorear a los héroes que iniciaron la Independencia y nos dieron Patria sin contar con el entusiasmo tradicional del pueblo.

En el caso de Hermosillo, la ceremonia del “Grito” será grabada y posteriormente transmitida por televisión y redes sociales al público en general.

Se busca evitar que la gente se acerque al Palacio de Gobierno y a la Plaza Zaragoza y se expongan a ser contagiados por el maligno Covid-19 que cumple seis meses de hacer estragos en México y el mundo.

Los municipios tendrán distintos esquemas, mientras en Cajeme se pretende realizar el “Grito” ante una audiencia limitada, en Nogales se llevará a cabo por Internet y medios electrónicos.

De cualquier manera los sonorenses no pedirán permiso a nadie para festejar en casa y a sus anchas la Independencia de México, como es una larguísima usanza en nuestro estado y país.

Por ello el riesgo de un rebrote de la pandemia es elevado.

Ayer el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, hizo un llamado a los mexicanos para que no relajen las medidas del confinamiento sanitario.

Luego del gran dolor ocasionado por los 71 mil 49 fallecimientos y los 671 mil 716 contagios a lo largo y ancho del país, sería muy lamentable que se dispare la pandemia y se vaya al traste la tendencia a la baja registrada en las últimas siete semanas.

Esperemos que el presidente López Obrador así como gobernadores y alcaldes guarden las formas y la prudencia en estas fiestas patrias, porque ya sabemos que luego les da por dejar a un lado los cubrebocas o, peor todavía, darse baños de pueblo cuando los tiempos exigen cordura.

Este 15 de septiembre será también “sui géneris” por dos sucesos adicionales: Por la rifa del avión presidencial que más parece un fraude maquinado del Gobierno federal donde buena parte de los “cachitos” se compraron con recursos del erario y otros más por los sindicatos oficiales.

La verdad nunca habíamos visto un sorteo de la Lotería Nacional tan manoseado y menos el correspondiente al magno del 15 de septiembre.

El segundo suceso se refiere al intento desesperado del mandatario mexicano por imponer una consulta para enjuiciar a los expresidentes mexicanos que no se logró por la vía ciudadana, pero que se llevará a cabo a través de alguna cámara legislativa.

Sabemos que ningún mexicano se opone a que un expresidente sea enjuiciado siempre y cuando existan las evidencias de delitos que hayan cometido.

Sería maravilloso para México que Echeverría, Salinas de Gortari, Zedillo, Fox, Calderón o Peña Nieto sean procesados y llevados a prisión en caso de que fueran encontrados culpables de violaciones graves a la ley.

Sin embargo, considerarlos criminales a priori es francamente deleznable e injusto, suena más a un juicio al estilo Poncio Pilatos que a la aplicación de la justicia.

López Obrador debe solicitar a la Fiscalía General de la República que investigue a los expresidentes y, una vez que encuentre delitos, proceder a la aprobación de un juicio y no al revés.
¡Que Viva México y que hoy se refrende la Independencia y la libertad de los mexicanos a pesar de tantos nubarrones y amagos!

Noticia final…

El deporte profesional mantiene su alto valor en Norteamérica pese la pandemia.

Ayer se acordó la venta de los Mets de Nueva York al millonario Steve Cohen por un total de 2 mil 475 millones de dólares, un nuevo récord en este tipo de transacciones.

La venta récord de una franquicia la ostentaba el equipo Panteras de Carolina, del futbol americano profesional, que fue adquirido por 2 mil 200 millones de dólares en 2018.

También en Actitudes

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721