Actitudes

De las promesas a la dura realidad


Algunos lectores entrados en años recordarán los tiempos del realismo económico con el presidente Miguel de la Madrid, cuando la consigna fue acabar con el derroche, la corrupción y los excesos de papá Gobierno.

La caída dramática en los precios del petróleo y el gasto escandaloso del Gobierno federal se combinaron para crear una profunda crisis que obligó a desmantelar el costoso aparato estatal, cancelar subsidios y buena parte de los gastos sociales.

En son de broma no faltó quién clamara a los cuatro vientos a los políticos: “ya basta de realismo, queremos promesas”.

Hoy en plena víspera del segundo informe presidencial, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, advirtió que México enfrenta la peor crisis desde 1932, se trata, dijo, de “la crisis sanitaria y la crisis económica más seria del último siglo”.

Las circunstancias a la crisis del pasado son muy distintas, sin embargo, sus efectos y las medidas a tomar son por demás parecidas.

Herrera dijo que 2021 será un poco mejor que el actual, pero que será un año muy difícil porque ya “se acabaron los guardaditos” y el presupuesto estará en los niveles de dos años atrás.

Este realismo económico que expuso el titular de Hacienda en una reunión privada con diputados morenistas fue ayer avalado por el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando se temía que la visión de Herrera sería descalificada por su jefe como ya ocurrió en anteriores ocasiones.

El primer mandatario admitió que es la peor crisis en un siglo aunque se adornó al señalar que estamos saliendo de la crisis económica y de salud y que las pesadillas están terminando.

Lo cierto es que ayer mismo comenzó a aplicarse el nuevo realismo al darse a conocer que diez subsecretarías del organigrama federal serán eliminas además de otras partidas del Gobierno federal.

Herrera anticipó que enviará a la Cámara de Diputados un presupuesto para 2021 “muy cuidadoso, muy prudente, muy responsable, y que va a requerir la comprensión y la solidaridad de muchos”.

Hoy seguramente López Obrador dará más detalles sobre los nuevos tiempos que se avecinan para la 4T que inició echando la casa por la ventana con inversiones multimillonarias como el aeropuerto Santa Lucía, el Tren Maya y la refinería Dos Bocas.

Lo más trascendente -hay que reconocerlo- es que un gobierno social y populista como el de Morena acepte finalmente la gravedad de la crisis y emprenda las acciones necesarias para enfrentarla.

De seguro lloverán críticas y cuestionamientos sobre esta nueva etapa dolorosa y peligrosa que tenemos encima y que requerirá acciones por demás firmes y visionarias.

Lo cierto es que la demagogia tendrá que ceder ante la dimensión de una crisis monumental que obliga a adoptar el realismo económico.

Así lo esperamos por el bienestar de los mexicanos.

Mejora Sonora

Por fin las acciones de los gobiernos y la ciudadanía sonorense provocaron una leve caída en la pandemia lo que despierta el ánimo y la confianza en la población luego de largos meses de incertidumbre.

Que Sonora haya sido declarada en semáforo amarillo indica que los casos de contagios y fallecimientos que hasta el domingo sumaban 28 mil 488 confirmados y dos mil 672 defunciones, van a la baja.

El programa Anticipa arrojó buenos resultados en las últimas semanas, sin embargo, las autoridades insisten en mantener todos los cuidados necesarios ahora que muchas actividades económicas y sociales reanudarán de manera paulatina.

Lástima que a nivel nacional el panorama sea todavía muy crítico con más de 64 mil muertos y 600 mil contagiados por la pandemia del Covid-19.

Noticia final…

Vaya escándalo que se vivió ayer en la Cámara de Diputados donde los partidos de oposición se disputaron el liderazgo de la mesa directiva para el siguiente año.

Al PRI le tocaba asumir la presidencia con base en los acuerdos previos entre partidos, pero el diputado Gerardo Fernández Noroña del PT y sus huestes no lo permitieron de tal manera que no hubo mayoría calificada para encumbrar a la diputada priista Dulce María Sauri

Comentan analistas que la convención republicana tuvo mayor resonancia que la demócrata al grado que las primeras encuestas muestran una recuperación en las preferencias electorales de Donald Trump

Ver para creer.

También en Actitudes

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721