Actitudes

Segunda estocada a la inversión privada


Cero y van dos estocadas dolorosas y profundas a la inversión privada y externa en México.

La primera fue la construcción del aeropuerto de Texcoco que fue cancelada en los inicios del gobierno de López Obrador y que tuvo un costo gigantesco para las finanzas públicas, además de la pésima imagen que ocasionó en el mundo empresarial.

El nuevo aeropuerto capitalino tendría un costo de 14 mil 300 millones de dólares que sería autofinanciable y absorbido casi en su totalidad por el sector privado.

Pero la suspensión de la obra que llevaba un 30% de avance representó una pérdida de unos cinco mil millones de dólares que será sufragada por el pueblo mexicano.

La segunda estocada se cometió el pasado fin de semana cuando una encuesta arbitraria y extemporánea derivó en la no aprobación de la planta cervecera Constellation Brands en el Valle de Mexicali.

Con tal acción se echarán por la borda cerca de 900 millones de dólares invertidos en una planta cervecera de primer mundo en una superficie de 150 hectáreas.

Otras empresas satélites como Fevisa, de capital mexicalense y productora de botellas de vidrio, llevaba invertidos cerca de cien millones de dólares.

La inversión total de Constellation se calculaba en mil 500 millones de dólares con una derrama de mil empleos directos y unos 2,000 indirectos. La compañía produce y exporta a Estados Unidos las cervezas Corona, Modelo y Pacífico que tanto éxito han tenido en el mundo por lo que muy posiblemente habría ampliado sus instalaciones en los años venideros.

Ante la oposición que encontró Constellation en Mexicali, una parte de esta inversión de mil 500 millones se fue a la planta que operan en Ciudad Obregón para beneficio de esa región.
Curiosamente en suelo yaqui la cervecera no ha tenido quejas por abastecerse de agua de uso agrícola para la producción de cerveza como ocurrió en el Valle de Mexicali.

Ha quedado de sobra demostrado que la nueva planta utilizaría un máximo de 3% del agua que riega las tierras del Valle de Mexicali proveniente del río Colorado. A cambio la región se habría beneficiado por una derrama extraordinaria en salarios, impuestos y gastos operativos.

La venta de cerveza es un gran negocio en Estados Unidos y en todo el mundo, por lo mismo una jugosa utilidad de la exportación del producto mexicano se habría quedado en Baja California.

La cancelación de la planta levantó airadas protestas del sector privado mexicano mientras que los dirigentes de Constellation mantuvieron la calma. Ellos podrían amprarse y emprender un litigio legal para continuar la planta toda vez que tenían los permisos de construcción correspondientes.

No obstante, han sido extremadamente cautelosos, quizás porque saben bien que se trata de una acción política. Además de la cervecera de Obregón, Constellation posee otra planta en Nava, Coahuila, sin embargo la de Mexicali estaba destinada a cubrir el inmenso mercado del suroeste de Norteamérica, en especial los estados de California, Arizona y Nevada.

López Obrador dijo que hablaría con los empresarios para ofrecerles otra entidad del país, se presume que podría ser su natal Tabasco donde sobra agua, pero el costo y tiempo del transporte del sureste de México a Estados Unidos eliminaría la rentabilidad al proyecto.

En suma, Constellation Brand una de las 500 empresas más importantes del vecino país según la revista Fortune, recibió una bofetada del Gobierno mexicano al complacer a un reducido grupo de activistas “cachanillas” que ha lucrado electoralmente con su oposición a la planta cervecera.

Cuando otros países del mundo hacen hasta lo imposible por atraer inversiones y empleos, en México el gobierno morenista se da el lujo de cancelar una planta de mil 500 millones de dólares y más de dos mil empleos directos e indirectos.

¿Dónde y cuándo será la siguiente puñalada que confirme el desprecio de este gobierno hacia el sector privado?

Noticia final…
Estados Unidos se convirtió en el país con el mayor número de casos confirmados de Covid-19 en las últimas 24 horas con un total de 9,750, según reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Los vecinos del norte amenazan con secundar a Italia o España, naciones que no han logrado contener la pandemia por haber demorar acciones drásticas. México debe poner sus barbas a remojar antes de que sea demasiado tarde.

También en Actitudes

    Ver Más Noticias »

    Por si todavía no lo leíste

    Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721