joshua campeonLONDRES, ING.- El británico Anthony Joshua sufrió de más, pero se impuso por nocaut técnico en el séptimo round al ruso Alexander Poverkin, al que derribó dos veces, para mantenerse como campeón mundial de peso completo.

Ante un lleno en el estadio de Wembley, Joshua puso de manifiesto su potencia cuando más complicada parecía la pelea y defendió los títulos de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y supercampeón de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Con este resultado, el campeón logró su sexta defensa desde que ganó el título de la FIB y mejoró su récord a 22-0, 21 por la vía del nocaut, mientras el ruso sufrió el segundo revés en su carrera, a cambio de 34 victorias, 24 antes del límite.

Amplio favorito, el británico encontró un duro rival desde el primer asalto, quien conectó una combinación que hizo sangrar de la nariz al monarca, quien en el sexto giro hizo daño con sus golpes al ruso y abrió su camino al triunfo.

La pegada
En el séptimo episodio, el monarca puso de manifiesto su condición y pegada al mandar a lona al ruso, quien se levantó lastimado; Joshua se lanzó sobre su presa y volvió a tirarlo antes de obligar a la intervención del réferi para decretar el triunfo del todavía campeón.

En espera de lo que ocurra el próximo 1 de diciembre, cuando el monarca pesado del CMB, Deontay Wilder, exponga su cetro ante Tyson Fury, Joshua podría unificar sus títulos con el vencedor el 13 de abril, fecha de su próxima pelea.

NTX/DTG/AGG