Otros Deportes

Los hermanos Adrián René y Ángel de Jesús Bejarano dirán adiós al profesionalismo


Foto: (Especial/EXPRESO).

HERMOSILLO, SON.- Hace siete años iniciaron una aventura juntos en las artes marciales y ahora están cerca de ponerle punto final.

Los hermanos Adrián René y Ángel de Jesús Bejarano de la Cruz empezaron juntos su andar en las artes marciales hasta alcanzar ambos el profesionalismo.

Adrián y Ángel arrancaron como amateurs en 2012 para luego convertirse en profesionales, en donde compartieron al menos cuatro carteleras juntos y en 2020 buscarán repetir nuevamente en una función para decir adiós a los cuadriláteros.

El más joven de los hermanos, Adrián René, fungió ocho años como maestro de computación e inglés en una escuela secundaria, pero mientras se dedicaba a un salón de clase se acercó para competir de manera aficionado en el kick boxing Adrián comenzó a practicar en 2012 con el entrenador y fundador de la academia American Kick Boxing, Óscar Aguirre, quien nueve meses después invitó al peleador a combatir en una función amateur.

“Primeramente entrenaba boxeo, pero cuando conocí al entrenador Óscar me invitó a pelear, recuerdo que tenía algunos meses cuando me ofreció pelear en una cartelera amateur”, señaló Adrián René.

En 2014 fue cuando Adrián Bejarano subió al ring y registró su primera pelea amateur, pero dos años después cuando brincó al profesionalismo enfrentándose a JesúsChinoCastro para iniciar con el pie derecho ya que se impuso por decisión unánime.

En marzo del presente año, Adrián perdió su segunda pelea contra José Luis Valenzuela, luego de que el médico le detuviera su encuentro debido a una fractura en la nariz.

El peleador también pasó por las artes marciales mixtas, en donde registró un total de cuatro peleas amateur, de igual manera se dedica como consultor a jóvenes que desean aprender defensa personal.

Adrián Bejarano planea pelear en una o dos ocasiones más el próximo año, para después decirle adiós a su carrera profesional en kick boxing, pero no dejará atrás su pasión por las artes marciales y se dedicará a ayudar en la promotora de su hermano.

“A todo joven que tenga la chispa hay que dejar que siga fluyendo, en Sonora y sobre todo en Hermosillo ha ido creciendo mucho el nivel, ya no es la misma pelear a los 30 años a los 36, por eso es momento de hacerse a un lado y apoyar a los que desean entrar a este deporte tan bonito”, indicó Adrián.

Gracias a su hermano

Tras haber practicado basquetbol toda su vida, Ángel de Jesús Bejarano recibió la invitación de su hermano menor para entrenar artes marciales mixtas, por lo que decidió entrar a las pocas semanas de cuando inició Adrián.

Ángel de Jesús no tenía planeado pelear a los pocos meses de entrenamiento, pero ya que su hermano no pudo combatir en un enfrentamiento pactado, decidió suplirlo para debutar en el kick boxing amateur.

El peleador de 39 años sumó cinco combates de artes marciales mixtas amateur y cuatro de kick boxing, para que después entrar a una etapa de cinco años de inactividad, pero sin alejarse totalmente de los cuadriláteros.

“Estuve cinco años sin pelear pero jamás me alejé de las peleas, me hice representante de algunos peleadores en las artes marciales mixtas y kick boxing profesional, y ahora soy el presidente de la Liga Municipal de Artes Marciales Mixtas y Kick Boxing”, aseguró Ángel Bejarano.

El 13 de junio de 2018 Ángel de Jesús debutó como profesional en el kick boxing, donde salió con las manos en alto al vencer por nocaut técnico en el segundo round al guaymense Eduardo López.

En su segundo combate Ángel cayó por decisión divida ante Javier Martínez, en una cartelera que compartió con su hermano Adrián el 2 de marzo del presente año.

Han sido cuatro ocasiones en las que los hermanos Bejarano compartieron cartelera en funciones de artes marciales, las cuales fueron en 2012, un par de veces en 2013, y en marzo de 2019, por lo que buscarán retirarse juntos en otro espectáculo más de combates.

“Haber entrado a este deporte se lo debo a Adrián, entramos juntos y nos vamos juntos, he disfrutado tanto las artes marciales a su lado, desde el momento que hacíamos sparring juntos hasta que nos acompañábamos a nuestras peleas, confío plenamente en él y no me queda más que darle las gracias”, expresó Ángel.

Al igual que su hermano Ángel de Jesús trabajó como cinco años como maestro de computación e inglés, siendo ya titulado como ingeniero en Sistemas Computacionales, busca obtener su segundo título profesional al estar a punto de culminar la carrera de Psicología.

EXP/MM/EV/DIC/2019

También en Otros Deportes

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721