Futbol

Año de terror para las Águilas


Foto: Tomada de Instagram/paulaguilar22.

CIUDAD DE MÉXICO.- Fuera de las afectaciones por la pandemia de Covid-19, el año de las Águilas resultó un desastre, primeramente porque no se lograron títulos, exigencia permanente en el club. Sin algo que festejar, la palabra fracaso aparece y se queda.

¿Cuáles son las consecuencias de todo esto? Que hoy más que nunca, el puesto de Miguel Herrera como director técnico esté en duda, y con ello también el de la directiva, con Santiago Baños como presidente.

No fue un año sencillo para el americanismo. Los problemas comenzaron desde el armado del equipo, porque nunca llegó un bombazo, de esos que se acostumbraban en Coapa para levantar expectativa, para dar un golpe mediático que distraiga al tema netamente futbolístico. Para acabarla, se le vinieron encima las lesiones.

Herrera nunca pudo repetir un cuadro, debido a que siempre aparecía alguien lastimado, ya sea por fuertes agresiones, como la que recibió Giovani dos Santos, con fracturas como las ocurridas a Bruno Valdez y Nicolás Benedetti, acabando con la trombosis que sufrió el delantero chileno Nicolás Castillo, además de su mala forma física, achacada a una preparación física deficiente.

Pero el mayor golpe fue el sufrido apenas hace un mes, cuando el Guadalajara, unas Chivas que entraron a la Liguilla vía reclasificación, eliminaron a las Águilas de forma contundente. Eso hizo que la palabra cese rondara por la silla de Herrera. Rumores que han crecido debido a la eliminación en la Liga de Campeones de la Concacaf, a manos del LAFC, comandado por Carlos Vela.

“El Piojo” está en la cuerda floja, él lo sabe… Ese es el precio de estar en el América.

 

También en Futbol

Ver Más Noticias »

Por si todavía no lo leíste

Sucríbete a nuestro newsletter y recíbelo vía Whatsapp 662 126 2721