BostonRedSox

LOS ÁNGELES, EU.- Una mala decisión tomada dos veces tiene a los Dodgers al borde de perder su segunda Serie Mundial consecutiva y a Boston a un triunfo de ganar su noveno título de Grandes Ligas.

De nueva cuenta, como sucedió en el Juego 4, el manager Dave Roberts mandó al montículo a su cerrador Kenley Jansen con ventaja de una carrera y seis outs por delante.

Si el jueves por la madrugada los Dodgers contaron con la suerte de encontrarse un cuadrangular de Max Muncy para su primer triunfo del Clásico de Otoño, ahora el desenlace fue lo contrario.

Dodgers perdió 9-6, pero dejó escapar mucho más.

La ventaja anímica que los acompañaba por la tarde, ahora pertenece a Red Sox que en la noche del domingo puede alzar el trofeo del comisionado, gracia a su ímpetu pero principalmente a los errores de Roberts.

Los californianos no pudieron retener una ventaja de cuatro anotaciones que tenían en el cierre del sexto inning y ahora lucharán contra las probabilidades.

Tan solo seis equipos se han recuperado de un déficit de 1-3 en Serie Mundial, los Cubs de Chicago de 2016, los más recientes.

Con el juego 4-4, Boston consiguió un rally de cinco carreras en la apertura del último episodio que fue una loza para Dodgers que a pesar de conseguir dos rayitas más para su causa, quedaron cortos en sus aspiraciones de lograr una remontada histórica.

El Universal / GMA 27/10/18/EV