Migue Treviño Morales, "El Z-40", jefe máximo de los Zetas fue trasladado del Altiplano al penal federal de Hermosillo, donde cumplirá larga condena.