En el Congreso unos dicen que sí a Uber, los del PAN; otros dicen que se respete la ley, pero no se declaran en contra, los del PRI.