¿Por qué no empezar una discusión con la participación de la sociedad? Seguramente hasta las cámaras empresariales colaborarían.