Ahora que se supo que la federación disminuyó la cantidad de recursos para los Programas de Prevención del Delito, ¿cuál será la estrategia?