¿Qué se gana enviando cadenas en redes con mensajes que provocan dudas sobre el ya complicado tránsito en la capital de Sonora?