Ayer se confirmó la muerte del fotógrafo y camarógrafo de los medios Vox Populi y Metrópoli de San Luis Potosí, quien fue plagiado de su domicilio por supuestos policías.

El cuerpo del periodista fue hallado en las inmediaciones del aeropuerto internacional Ponciano Arriaga de la capital potosina, maniatado y con huellas de tortura.

La CNDH solicitó medidas cautelares al Secretario General de Gobierno de esa entidad para proteger la vida de los familiares del periodista, además de enviarles ayuda.