La cifra negra de la diabetes en Sonora es para alarmar: significaría que más de 200 mil no saben que padecen la enfermedad.