Las denuncias de la CTM por malas prácticas de supervisores de Transporte, son como ecos del pasado: se repiten y repiten

La pregunta es, si son tan grandes los intereses o los beneficios de la corrupción que no se destierra del sistema de transporte.

Y en esto la verdad es que de poco ha servicio el Consejo Ciudadano que supuestamente es la máxima autoridad del transporte.