La afluencia de visitantes a los panteones fue bastante grande durante el Día de Muertos y por fortuna ningún reporte que lamentar, excepto los daños hechos a las tumbas.