Agresiones es la principal causa de muerte entre hombres mexicanos, le siguen los accidentes y las lesiones autoinfligidas intencionalmente.