Los sonorenses pagan aproximadamente un costo anual promedio de 2 mil pesos por gastos que tienen como causa la inseguridad pública.