Por si fuera poco, los trabajos de reparación e instalaciones especiales en bulevares de la ciudad terminan afectando a todos los conductores.