Ya están avanzados los trabajos para resolver el problema de aguas negras en el poniente del Vado del Río. Los vecinos dicen que los malos olores empiezan a desaparecer.