Nota24102016r17HERMOSILLO, SON.- La gobernadora del estado, Claudia Pavlovich Arellano, lamentó la muerte de un integrante de la etnia yaqui en medio de las disputas internas por la construcción del Gasoducto que pasa por territorio de la tribu.

Señaló que mantendrán la vigilancia para evitar que se introduzcan más armas de fuego a la zona en donde ocurrió el conflicto el pasado viernes, cuando hubo además ocho personas heridas.

Indicó que con puestos de vigilancia en los alrededores de Loma de Bácum, los elementos policíacos evitarán la introducción de más armas al sitio, pero se reconoce el derecho de la tribu a contar con guardias tradicionales que sí estén armados.

"Obviamente sus usos y costumbres les permite tener cierto armamento, de cierto calibre, y más bien lo que estamos tratando es que todo alrededor de ellos que haya retenes, para que más bien no ingresen armas que no deben ingresar al territorio yaqui y por supuesto estar muy al pendiente de ello, porque no hay que permitir que intereses ajenos a lo que ellos desean se interpongan a lo que están solicitando ellos", mencionó.

EXP/UG/RG/OCT/2016