new2HERMOSILLO, SON.- La Casa del Migrante Divina Providencia, ubicada en San Luis Río Colorado se encuentra saturada, ya que atiende al doble de personas desde la llegada de haitianos y africanos a la ciudad. 

Manuel de Jesús Córdoba Bravo, presidente del Patronato de esta casa de migrantes, sostuvo que normalmente atendían a 40 personas, principalmente a migrantes deportados, pero ahora atienden a más de 100 diariamente. 

Dijo que los haitianos, que son la mayoría, se trasladan durante todo el día a la aduana americana en espera de su ingreso a Estados Unidos y la gente ya comienza a acostumbrarse a su presencia, aunque no se han asentado en la ciudad ni han formado comunidades “Vienen con la intención clara de irse”, destacó Córdoba Bravo.

 EXP/AA/RG/OCT/2016